Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Condenan a seis meses de cárcel a una cantante egipcia por “insultar al Nilo”

28 Feb 2018

Strambotic

Foto: Yusef Gaidi.

¿Te imaginas que condenaran a un rapero de Zaragoza por insinuar que el Ebro está sucio? Bien, la comparación no es muy acertada porque eso es perfectamente imaginable. Un tribunal egipcio ha condenado a seis meses de cárcel a la popular cantante de aquel país Sherine Abdel-Wahab por sugerir que el agua del Nilo está contaminada. El tribunal jusfifica la condena porque la cantante ha propagado “noticias falsas”.

La ofensa tuvo lugar en 2016, durante un concierto en Emiratos Árabes. Un asistente al concierto le pidió que cantara la canción Mashrebtesh Men Nilha (“¿Has bebido agua del Nilo?”), a lo que Abdel-Wahab contestó: “No, que vas a pillar la bilharziasis. ¡Mejor bebe Evian!”, según el relato de DW. [» Seguir leyendo »]

Por estas caricaturas de Franco fueron fusilados el director y el dibujante de una revista satírica valenciana

19 Nov 2017

Iñaki Berazaluce

Franco compartiendo yacija con un soldado moro de su batallón africano, Franco travestido, Franco convertido en un trasunto ridículo de Hitler, con su espadón sobre España… Son algunas de las caricaturas que publicó la revista satírica ‘La traca’ durante su triunfal etapa final, durante la Segunda República y la Guerra Civil, cuando llegó a vender medio millón de ejemplares gracias a un humor afilado, anticlerical y claramente alineado con el bando republicano, a la postre derrotado por el fascismo golpista. [» Seguir leyendo »]

Utilizan ‘La vida de Brian’ como ariete para tumbar las leyes antiblasfemia en Alemania

12 Jun 2016

Iñaki Berazaluce

crucifixion

-¿Crucifixión? 

-¡No, libertad!… Es coña… crucifixión.

Han pasado 37 años desde el estreno de ‘La vida de Brian’ y, por asombroso que resulte, su proyección aún puede desatar represalias por parte del Estado en un país europeo. En su día (1979), la hilarante parodia bíblica de los Monty Python fue prohibida en Irlanda y en Noruega (lo que le sirvió a los vecinos suecos para sacarse de la manga un eslogan promocional inolvidable: “Tan divertida que la han prohibido en Noruega”) y en España estuvo al filo, pero la censura post franquista la dejó pasar, seguramente porque no pillaron el chiste.

De hecho, la película estuvo a punto de no rodarse por “blasfema” y si finalmente vio la luz fue gracias al mecenazgo del ex Beatle George Harrison, que puso de su bolsillo 2 millones de libras, sólo porque quería ver el resultado. Se trató -bromeaban posteriormente los Monty Python- de la entrada de cine más cara de la historia. [» Seguir leyendo »]