Faena de alivio

26 Nov 2012
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Cuentan que un rey de taifas tenía a su servicio a dos jefes militares más empeñados en guerrear entre ellos que en atacar a las huestes cristianas de los alrededores. Para solucionar el problema llamó el rey a uno de ellos y le planteó la siguiente oferta: Pídeme lo que quieras y te lo concederé pero a tu rival le daré el doble de lo que tu me pidas. Sácame un ojo respondió el guerrero.

En la jornada de las elecciones catalanas abundaron los comentaristas tuertos y satisfechos con los resultados. Ganaba el que más perdía, todos ganaban menos el que había ganado, en el país de los tuertos el ciego seguía siendo el rey aunque su ceguera había estado a punto de costarle el trono. Los domingos matan más hombres que las bombas tituló Jesús Cracio una de sus obras teatrales, el tedio dominical planeaba sobre los platós televisivos, buitres saciados picoteaban desganadamente sobre los despojos, carroñeros satisfechos ahuecaban las alas y se felicitaban mutuamente por el éxito de sus predicciones y concentraban sus comentarios sobre el “batacazo” (palabra más repetida en las tertulias del día) de CIU y la costalada del PSC; el ascenso de Esquerra Republicana quedaba en un segundo plano. En los dos canales generalistas que más se ocuparon del seguimiento de la jornada (TVE e Intereconomía) los nombres de Zapatero y Rubalcaba sonaban más que los de Oriol Junqueras (ERC) y Joan Herrera (ICV-EUiA), tanto como el de Albert Rivera con sus ciutadans. La entrada, con tres escaños, de los independentistas anticapitalistas de la CUP con tres escaños no pasaba de ser una anécdota y para anécdotas en esta plana jornada, la que refirió uno de los contertulios de “El gato al agua”: el expresident Montilla podría tener un idilio con una profesora de catalán. Eso se llama poner el dedo en la llaga, el expresident socialista de Cataluña se quiere catalanizar, la catalanizadora que lo catalanice buena catalanizadora será.

En las tertulias y en los debates se habló de todo menos de ideología, no es de extrañar pues la mayoría de los candidatos tampoco habían incidido demasiado en ella durante la campaña. La ideología es una rémora y las ideas empiezan a ser un lastre preocupante. ¿Pactarán los izquierdistas republicanos de Cataluña con los derechistas irredentos de Conveniencia i Unió?, ¿Pasarán del tripartito de izquierdas (¿?) al bipartito de la derecha?. Sobre el éxito de la propuesta de ERC, el periodista José Oneto comentaba que, a la hora de votar, los nacionalistas habían preferido el Jabugo de ERC, auténtica patanegra del independentismo, desconfiando de los oportunistas sucedáneos de CIU. Jamón, jamón aunque los contertulios tenían pocos huesos que roer. Caña a CIU, leña al PSOE y felicitaciones al PP por el éxito conseguido, ya son la cuarta fuerza `política de Cataluña, un escaño más y un puesto menos en el ranking, darse con un canto en los dientes no es demasiado doloroso si al rival le han saltado los piños.

Pero no faltó el análisis, en Intereconomía presentaron un informe supuestamente elaborado por reputadas y misteriosas entidades financieras asegurando que si Cataluña consigue su independencia, su nivel económico se parecería mucho al de Ceuta. Ni ideas, ni ideología y nada de política, se trata de gestionar, gestión, gestionar, gestores, nada de partidos, gestorías, y para gestionar, ya se sabe, no hay nada como los hombres de negro de las troikas que sustituyen las ideas por números y a los políticos electos por testaferros. Y sin más les dejamos, terminaba uno de los plomíferos debates televisivos del día. Pero permítanme un chiste para aliviar el tedio dominical, me lo contó un amigo inglés: Un ciudadano alemán es interpelado en Barajas por las autoridades aduaneras: ¿Nombre?, Hans Von Bratswurt. ¿Nacionalidad?, alemana. ¿Ocupación?. No, de momento solo vengo de visita.


comments powered by Disqus