Ya se acabó el alboroto y vamos al tiroteo

18 Mar 2015
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

De tanto tirarse los trastos a la cabeza aquí va a haber más de una descalabradura. Los prolegómenos de la campaña electoral llegan a la Primavera con la sangre bullendo y el ánimo alterado,  aunque alguno de los candidatos ya lo traía alborotado de casa. Ahí tienen a Monago con sus dibujos animados sobre lo que sufren los andaluces y lo bien que viven los extremeños bajo su tutela a distancia. El presidente Monago ha seguido al pie de la letra la frase del periodista y humorista Julio Camba: “Como fuera de casa en ningún sitio”, pero de vuelta a sus lares el viajero se ha tenido que poner las pilas y lo ha hecho con ese sentido del humor que siempre le ha caracterizado y que solo saben apreciar unos cuantos privilegiados. No sé si ha sido idea de Monago(parece suya)  lo de hacerle unas peoras al anfiteatro romano de Mérida para montar un campeonato de pádel, internacional por supuesto que conviene explicarle al mundo nuestro genio innovador, menos cultura clásica y más deporte que es más sano y hace más caja que las tragedias griegas. Donde estén unos buenos raquetazos que se quite Medea y que Sófocles, Esquilo y Eurípides sigan siendo identificados como un tridente de delanteros de fútbol brasileños.

Y hablando de pelotas: “Tienes dos huevos”, le gritó en un mitín a Rajoy uno de sus palmeros andaluces cosechando una enorme ovación que se intensificó cuando Mariano apostilló: “No lo pongo en duda”, las carcajadas se multiplicaron y se amplificaron en todos los canales de la TDT, que ingenio, que gracejo. Toda la gracia y el salero de Andalucía se concentran en las esencias de ese PP dicharachero y asilvestrado que no quiere que en su tierra gobierne un presidente que se llama Albert y un partido que se llama “Ciutadans”, un nombre que no saben pronunciar ni siquiera los portavoces de la campaña. Después de haber propuesto enseñar a pescar a los andaluces, Albert Rivera debe agradecer las continuas menciones que a su partido y a su persona están haciendo últimamente sus rivales.  “Ladran luego cabalgamos”. Los rebuznos más “ostentóreos” provienen del candidato de Ultra Vox y se refieren a la presunta islamización de Andalucía que pretendería “Podemos” , partido financiado por Irán y probablemente  por la Yihad, como todo el mundo sabe. Según este candidato mentecato, si “Podemos” gobernará en Andalucía tirarían a los homosexuales desde lo alto de la Giralda y se supone que desde los minaretes de las mezquitas que estos energúmenos construirían sin tasa creando otra burbuja inmobiliaria de impredecibles consecuencias y poniéndolo todo perdido de cadáveres.

Las elecciones andaluzas son el aperitivo del copioso menú que nos espera y probablemente el único plato de gusto que le queda al PSOE. Susana Díaz es un animal político, dicen, y debe ser algo bueno en función de la clase de animal a la que nos refiramos, tigresa y leona son las referencias más habituales de esta Susana de casta y tronío. Conmigo os poder meter todo lo que queráis pero con Andalucía, no tolero ni una salida de tono, porque Andalucía soy yo mis circunstancias, que no son todo lo buenas que deberían ser pero es lo que hay. Escuché a Susana en un debate televisivo a tres bandas y me impactaron sus modos que no su mensaje, ni por supuesto su propensión para el diálogo, donde esté un buen monólogo que se quiten los debates. Esa es la tónica de las campañas electorales, intercambio de monólogos interrumpidos abruptamente por otros monologuistas. Curiosas campañas en las que suenan más los que no están, o los que acaban de llegar, que los de toda la vida por mucho que cambien de camisa como los reptiles, esos sí que son animales políticos, de sangre fría, colmillo fácil y venenoso y gran habilidad para mimetizarse con el entorno cuando se sienten en peligro. La fiebre preelectoral crea nuevas criaturas mediáticas reptantes y viperinas como Eduardo Inda. A su lado Paco Marhuenda puede parecer La Pasionaria en un mal día. Y como dije antes esto es solo el aperitivo. Aquí no se habla de política aunque se politice todo. En un informativo de la TDT y hablando de los presuntos restos mortales de Cervantes, escuché a un contertulio descalificar al autor del Quijote porque en su etapa como recaudador de impuestos había metido la mano, su única mano útil, en la caja, caja B por supuesto, del Reino.00


comments powered by Disqus