¿”Yankees go home” en Haití?

20 Ene 2010
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: , , , ,
Comentarios

“Creo que la policía haitiana y la fuerza de la ONU han sido capaces de mantener las cosas bajo control.” -Kenneth Merten, embajador de EEUU en Haití- 

                  

Hay que ver lo desconfiados que somos los del antiamericanismo primario. Manda Obama diez mil soldados a Haití, y ya estamos sospechando segundas intenciones. Pero díganme, con la mano en el corazón: ¿acaso el Pentágono ha dado alguna vez motivos para tal desconfianza? ¿Es que la política exterior norteamericana durante el último siglo justifica tales recelos? 

Siempre recuerdo una viñeta del genial Chumy Chúmez en Diario 16. En ella, una calavera goyesca anunciaba: “Las plagas del próximo siglo seguirán siendo el sida y el ejército norteamericano”. Nunca esperamos nada bueno si lleva uniforme caqui y las barras y estrellas. 

Ahora juran y requetejuran que van de misión humanitaria, pero claro, los antecedentes están ahí. Cada invasión estadounidense fue vestida de motivos nobles: acabar con un tirano, atrapar terroristas, salvar a los oprimidos o defender la democracia. Por otro lado, la velocidad de despliegue de los marines es inversamente proporcional a su lentitud para el repliegue. Una vez ponen pie en un país, no se van ni con agua hirviendo, y una base en Haití cerraría el cinturón caribeño, tan calentito últimamente. Y en tercer lugar, la experiencia dice que la ayuda siempre la cobran cara. 

Pero hay más: la imagen de los marines repartiendo ayuda y controlando las calles se opone hoy a la inoperancia de la ONU, como otro clavo en el ataúd de la legalidad internacional. Más cuando las escenas de violencia, que periodistas y ONGs en el terreno consideran aisladas, son amplificadas por los medios, que desde el primer día vaticinan un estallido violento. 

Los haitianos necesitan toda la ayuda posible. Pero esperemos que no tengan que gritar un día “yankees go home.”


comments powered by Disqus