Voy a destriparles el final de Camps

28 May 2010
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: , , ,
Comentarios

“Usted se ha acogido al Código Penal. Yo me cojo a la Senyera y a mis conciudadanos para seguir trabajando por el futuro de esta tierra.” -Francisco Camps, presidente del Gobierno valenciano-

 

A fuerza de enredarse la madeja del caso Gürtel, cada día nos parece más inverosímil la supervivencia política de Camps. Todos nos preguntamos cómo es posible que siga vivo, que haya llegado hasta aquí, y nos parecen increíbles sus risas y sus confesiones de felicidad. Nadie se lo explica, ni en su propio partido. De manera que todos esperamos al último capítulo para encontrar las claves y entender su comportamiento.

Pues bien, yo sé el final del culebrón, sé por qué actúa así Camps. Antes de contarlo, advierto a quienes estén enganchados a la serie, pues voy a destripar el final (eso que llaman spoiler). La solución es fácil, incluso previsible: Camps se comporta así porque en realidad ya está muerto. Políticamente muerto, se entiende.

Entiendo la decepción de quienes han seguido la trama capítulo a capítulo, y esperaban un desenlace más original. Es lo que ha pasado a muchos fans de la serie Perdidos, al descubrir que al final estaban todos muertos. Un argumento clásico, muy visto ya en el cine y la literatura: un protagonista al que ocurren cosas imposibles, inexplicables, en una trama que se enreda de tal manera que sólo caben dos salidas posibles: o todo es un sueño (como le pasa a Alicia), o el protagonista estaba muerto y no lo sabía (como en Los otros o El sexto sentido, por citar dos ejemplos del cine, o Pedro Páramo en literatura).

En el caso de Camps, descartamos que todo sea una pesadilla y pueda despertar en cualquier momento. Así que sólo queda la otra opción: Camps es un cadáver político desde hace meses, y por eso actúa así. Sólo tengo dos dudas: si quienes le rodean lo saben, y si él mismo lo sabe. En cuanto a lo primero, parece que sí, pues en su partido lo ven como un fantasma, e incluso muchos ya ni lo ven. Y en lo segundo, a diferencia de esos héroes que no saben que están muertos hasta la revelación final, yo estoy seguro de que Camps se sabe muerto, pero disimula. Por eso agarró ayer la bandera: para que lo amortajen con ella, no sea que para el entierro le quieran poner uno de esos desgraciados trajes.


comments powered by Disqus