Tengo un arnés y un dildo, ¿jugamos?

· Mar Centenera

¿Qué mujer no ha fantaseado con penetrar, en vez de ser penetrada? ¿Con tener entre las piernas ese (eréctil) objeto de deseo? ¿Con hacerlo en posiciones físicamente imposibles para nosotras?

Akasha explica en el blog de Ana Serantes que jugaba con esa idea desde la adolescencia:

Cuando tenía 16 años, solía jugar a que follaba a un hombre por el culo. Podía tener a mi novio boca abajo en la cama y ponerme a horcajadas en su espalda. Separando sus muslos arrodillados, manteniéndole boca abajo y sujetándole cabeza con una mano, podía colocar mis caderas en el lugar adecuado y, burlándome de él, frotar sugestivamente mi entrepierna contra su culo. (…) La sensación de poder era extraordinaria: tenerle boca abajo, sujetando su cara, oyendo sus protestas amortiguadas. Me preguntaba cuán bueno sería poder tener la capacidad para convertirlo en realidad.

mistress1.jpgHabrá muchas que quieran dejarlo en el terreno de las fantasías, pero para las que no, es suficiente este trío: un arnés, un dildo y la complicidad de tu pareja, como confesaba hace unas semanas una amiga: “Cuando me di cuenta de que realmente estaba penetrándole… me excité muchísimo… creo que fue sobre todo la bestial sensación de control que provocó que me corriese enseguida…”

En el largo interrogatorio posterior, una preguntó: “¿Y él lo ha probado? Porque los tíos también fantasean con penetrarnos simultáneamente por delante y por detrás, ¿no?” La protagonista de esa tarde puso los ojos en blanco y sonrió, dando a entender que sí (que lo había probado y le había gustado).

Le pedimos un breve manual de instrucciones y repitió algunas de las indicaciones dadas en posts anteriores: “Mucho lubricante para no hacerse daño, confianza en el otro y pocos tabúes. Y las primeras  ir poco a poco, con mucho cuidado, hablando y preguntándole si le duele, cómo se siente, diciéndole lo que sientes tú…”

Sólo me queda añadir que para evitar infecciones es necesario que cada uno tenga su propio dildo y no intercambiarlo nunca ni pasarlo de la vagina al ano y viceversa. A partir de ahí, queda abierto a la imaginación y la práctica…

¿Lo has probado? ¿Te gustaría? ¿Algún consejo para la primera vez? ¿Dudas?

Si crees que en este post falta información sobre qué arnés y dildo elegir, qué usos tiene cada modelo, cómo usarlos, etc. esta web puede serte muy útil.

Cualquier tema que queráis proponer, sugerencias, críticas o lo que os apetezca, podéis escribir a tresposemana@publico.es