Derrota

03 dic 2014
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

El viernes se propuso mi expulsión de las Fuerzas Armadas después de más de doce años de servicio, y ello se debe al libro UN PASO AL FRENTE. Ahora, más que nunca, soy consciente de mi inmensa derrota, que ya podría ser pírrica como esas victorias que siéndolo no lo parecen, pero no es el caso.

Hoy puedo decir que las Fuerzas Armadas son un sitio mejor, más disciplinado y más seguro, porque ya no tendrán que soportar que un chiflado como yo diga o escriba lo que piensa, ni tampoco que lo haga en público. Hoy los soldados desfilarán mejor, más recios y orgullosos, y los mandos mandarán más y lo harán con más facilidad, porque hoy ya no habrá un militar indisciplinado que “envenene” la mente de los soldados, ni tenga la extraña ocurrencia de hablar de lo que sucede o lo que piensa o siente.

Hoy, ahora mismo, ya tengo permiso concedido para llorar por perder mi trabajo, por perder lo que amaba; porque ahora ya no soy lo que quería ser, soy lo que me dejan ser. Y los perdedores y los civiles —que eso es lo que casi soy—, podemos llorar. Así que, gracias al permiso, lloro en la soledad de mi habitación, en la oscuridad de este encierro que no sé cuánto más durará.

Y ya que soy un llorón y un mal militar o ambas cosas a la vez, lloro de felicidad, de esa inmensa felicidad de saber que he hecho (quizá por primera vez en mi vida) lo que tenía que hacer y que no hace falta que me liberen de la mordaza porque esa locura que se llama Libertad de Expresión ya me la han arrebatado.

Lloro por mi familia que tanto ha sufrido estos meses y que por fin va a dormir tranquila sin pensar si me encierran o no, si lo hacen por sorpresa o no, si me humillan o no, si me difaman o no, si es todo injusto o más injusto…

Lloro porque nunca pensé que tantas y tantas personas de ámbitos y lugares tan diferentes me iban a ayudar, a animar, a empujar, a sostener… Sois muchos los que en lugares tan dispares, profesiones tan diversas, circunstancias o destinos tan variados me habéis susurrado palabras de ánimo (a veces a escondidas de vuestros jefes en el caso de los militares), os habéis volcado en ayudarme como nunca más nadie lo había hecho y como, quizás, yo no hubiera hecho por vosotros. Lo habéis hecho de forma desinteresada, de forma tozuda y de forma valiente.

Habéis hecho historia, al distinguiros de los impertérritos y separaros de los cómplices. Lo sé, es una triste historia, es la historia de una derrota, pero es nuestra historia, nuestra bonita historia, y en mi corazón sabéis que seréis esos grandes héroes que yo pensaba que sólo existían en las novelas y vosotros habéis conseguido que tengan nombre y apellidos.

Muchos de vosotros (más de 30,000), habéis comprado UN PASO AL FRENTE porque es la única forma en la que podéis protestar sin ser reprimidos o perseguidos en vuestro trabajo.

Sois tantos que no puedo nombraros a todos, pero lo sabéis, sabéis que os lo agradezco (aunque encerrado en este agujero ni siquiera sepa si lo podéis leer), sabéis que cada lágrima que esta noche derramo es un inmenso ¡GRACIAS! a vosotros, y lo es porque no lloro por este fin que preveía (o no tanto por ello, mejor dicho), lloro porque gracias a vosotros he descubierto que la humanidad no está tan perdida como pensaba, que hay esperanza, que podemos cambiar…

Puede que sea más fácil militarizar a la población que civilizar a los militares (¿?), pero yo no voy a dejar de intentarlo, al menos, mientras me quedes TÚ… Aunque ya no pueda ir camuflado, o precisamente por ello.

GRACIAS POR LA ESPERANZA CON LA QUE HABÉIS ILUMINADO MI ENCIERRO, TANTO QUE ESTA NOCHE DE LLUVIA Y LLANTO, YA DE MADRUGADA, MIRO ENTRE LAS ALAMBRADAS, SIENTO QUE NO ESTOY SOLO Y CREO, TAL VEZ EN UNA ALUCINACIÓN, QUE LOS VENCEDORES CADA DÍA SON MENOS, Y LOS DISPUESTOS A DAR UN PASO AL FRENTE, MÁS.


Desde el 1 de octubre de 2014, Público incorpora un nuevo sistema de gestión y moderación de comentarios: Disqus. Puedes leer todos los detalles aquí.

Al utilizar los Servicios de Comentarios (A.L. 5.2), el Usuario se compromete a no enviar mensajes que difamen o insulten, o que contengan información falsa, que sea inapropiada, abusiva, dañina, pornográfica, amenazadora, dañando la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley. [Más información]

comments powered by Disqus