8 de Marzo: día a día trabajamos por la igualdad real

Fundación 1 Mayo

Ana Herranz Sainz-Ezquerra
Secretaria confederal de Mujer e Igualdad CCOO

 

Cada 8 de Marzo, Comisiones Obreras refuerza su compromiso con la igualdad de género y denuncia la persistente discriminación, la desigualdad y la violencia que sigue impactando duramente a las mujeres.

Una persistente desigualdad, que incrementa la segregación en el mercado de trabajo, el desempleo, la brecha salarial, la precariedad laboral (alta temporalidad y tiempo parcial) y, de manera insoportable, la violencia contra las mujeres. Brechas de género que son el resultado de los efectos combinados de la crisis económica, las políticas de recortes en los servicios públicos, la disminución de prestaciones y protección social, así como un permanente retroceso legislativo e ideológico.

Retroceso que se manifiesta en la regresiva ley de Educación LOMCE donde se fomenta la segregación y desaparecen los contenidos específicos en materia de igualdad entre mujeres y hombres y contra la violencia de género y recientemente tras el logro para la igualdad que supuso la retirada del proyecto de reforma del aborto, ahora, ataca de nuevo el gobierno del partido popular con una propuesta de reforma de la Ley 2/2010 de Derechos sexuales y reproductivos, para prohibir a las mujeres de 16 y 17 años interrumpir su embarazo si no cuentan con el consentimiento paterno; excepcionalidad que mayoritariamente se produce en ámbitos de violencia intrafamiliar o desarraigo, lo que abocará a las menores a soluciones de clandestinidad y el consiguiente riesgo para sus vidas.

CCOO manifiesta su contundente rechazo a estas políticas económicas y sociales y denuncia la persistente desigualdad y precariedad laboral de las mujeres, que contrasta con la valoración triunfalista del gobierno ante los recientes datos de la EPA 2014 que, sin embargo, muestran la fuerte destrucción de empleo y el incremento de las brechas de género; la Brecha de actividad es de 12 puntos menos (el 53,9% para las mujeres el 65,9 para los hombres); la Brecha de desempleo de 2 puntos más (el 24,9% de paro femenino); la Brecha de ocupación de 10 puntos menos (52,71% para las mujeres, el 62,45% para los hombres); el tiempo parcial femenino crece mientras se reduce el masculino –las mujeres tienen el 75%- y de manera espectacular el dato de la Brecha salarial que se incrementa hasta alcanzar el 31%, de tal modo que las mujeres ganan una media de 6.144 E menos año que los hombres. (INE EES 2102).

Del mismo modo y basado en los datos de un reciente informe elaborado por el Gabinete económico de CCOO, se evidencia el desmoronamiento de la protección social, muy cercana al umbral de la pobreza y con fuerte impacto sobre las mujeres. Datos que hablan por sí solos, en 2014 la tasa de protección de las desempleadas ha sido del 45%; de cada 100 mujeres en paro, 56 quedan fuera de la protección por desempleo; del 45% que recibe prestación el 55% tiene prestación asistencial de 426 euros y apenas 1 de cada 5 de las mujeres desempleadas (el 21%) cobra una prestación contributiva por desempleo, recibiendo una media de 725 euros.

En este sentido queremos destacar positivamente el reciente Programa Extraordinario de Activación para el Empleo, fruto del Acuerdo del Diálogo Social, con un importante impacto de género, aliviando a miles de trabajadoras de una situación dramática e insostenible y favoreciendo su inserción laboral.

Otra cuestión de vital importante es la insoportable y persistente violencia contra las mujeres, que evidencia la ineficacia de los poderes públicos. Son cuatro las mujeres asesinadas en lo que va de año y en 2014 fueron 53, de las que solo cuatro tenían medidas de protección en vigor; y son más 120.000 denuncias las que se realizan anualmente por violencia de género, con gravísimas consecuencias físicas, psicológicas, laborales y sociales.

CCOO ante el evidente fracaso en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, queremos incidir en la necesidad de aplicar de forma eficaz la LO 1/2004 de medidas de protección integral contra la violencia de género, garantizando los servicios y presupuestos necesarios que hagan efectiva la prevención, protección y atención a las víctimas, el empleo y su autonomía económica, la recuperación del objetivo educativo de igualdad entre mujeres y hombres y la promoción, la formación y sensibilización a profesionales y operadores jurídicos. Es preciso hacer hincapié en la repuesta institucional y la implicación del conjunto de la sociedad, factores clave para que las mujeres hagan efectivo su derecho a desarrollar sus vidas en libertad, seguridad e igualdad.

En este 8 de Marzo, desde COMISIONES OBRERAS exigimos políticas de crecimiento sostenible con dimensión de género, la restitución de los servicios públicos, sanidad, educación, atención a la infancia y personas dependientes, una política fiscal progresiva y solidaria, ampliación de la protección social y la puesta en marcha de políticas activas de empleo que impliquen objetivos de calidad para combatir la precariedad, las brechas de género y la violencia contra las mujeres.

Se hace necesario activar el diálogo social y la negociación colectiva, integrando la dimensión de género en todas las políticas de forma que se neutralicen los impactos negativos que muchas veces tiene sobre las mujeres y, es por ello, que exigimos voluntad política del Gobierno para consensuar con los interlocutores sociales, la elaboración y puesta en marcha del necesario Plan Especial para la igualdad de mujeres y hombres en el ámbito laboral y contra la discriminación salarial, repetidamente anunciando por el Gobierno y ahora en vías de elaboración.

Así mismo es fundamental para avanzar en la corresponsabilidad de mujeres y hombres es la mejora y creación de servicios públicos de calidad, -escuelas infantiles de 0 a 3 años-, la ampliación del permiso de paternidad legalmente aprobada, así como la financiación de la Ley de Dependencia que posibilite satisfacer la demanda existente y generar empleo estable y de calidad.

De vital importancia es combatir y eliminar la violencia de género, aplicando de forma eficaz la Ley integral contra la violencia de género, garantizando los servicios y presupuestos necesarios que hagan efectiva la prevención, protección y atención a las víctimas, la recuperación del objetivo educativo de igualdad entre mujeres y hombres y la promoción, la formación y sensibilización a profesionales y operadores jurídicos.

En este 8 de Marzo, CCOO renueva su compromiso con las políticas de igualdad entre mujeres y hombres, reforzando la transversalidad de género en la negociación colectiva, negociando medidas y planes de igualdad que mejoren el acceso al empleo, la formación, la promoción, y combatiendo la discriminación salarial de las mujeres, TRABAJANDO DIA A DIA por de la IGUALDAD REAL Y EFECTIVA ¡¡¡¡¡