Cipriano Martos. ¿Dónde están sus asesinos?.

16 Sep 2017
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Por Pablo Mayoral, miembro de La Comuna.

Cipriano Martos nació en 1942 en Loja un pueblo de Granada. En busca de trabajo emigró a Morón de la Frontera, Teruel, Sabadell, Terrasa y Reus. Fue jornalero, minero, obrero del textil y, por último, obrero de la construcción.
A punto de cumplir 31 años fue detenido por la Guardia Civil, en esos días también fueron detenidos Pascual Carrilero, Rafael Falcón, Joaquín López, M. Teresa Feliú, Joan Miró, Ignasi Carnicer, Joaquim Masdeu y Joan Domingo de la Selva del Camp, acusados de pertenecer al FRAP. Las acusaciones en un principio fueron de realizar unas grandes pintadas “Ni Franco, ni Rey, ni Yankis: Republica Popular y Federativa. FRAP” y de un reparto de propaganda en la ciudad de Igualada.
Tras dos días de intensos interrogatorios y salvajes torturas en el Cuartel de la Guardia Civil de Reus, Cipriano Martos fue llevado a su casa para realizar un registro. Según algunos testimonios la Guardia Civil dicen que encontraron ácido sulfúrico (se puede emplear para hacer Cócteles Molotov), y lo cierto es que el 27 de Agosto de 1973 los Guardias Civiles que le estaban interrogando y torturando le obligaron a ingerir ácido sulfúrico.
Ese mismo día, y ante la gravedad de su estado, Cipriano fue trasladado al Hospital de San Juan de Reus, donde fue atendido por varios doctores, y el 29 de agosto fue presentado ante un juez que no pudo tomarle declaración dada la gravedad de sus lesiones. 19 días después, el 17 de Septiembre de 1973, Cipriano moría entre horribles sufrimientos por “hemorragia interna”, según el parte de defunción.
Asesinado salvajemente por pintar una pared y repartir octavillas que denunciaban una Dictadura, asesinado por rebelarse contra ese Régimen de Terror instaurado por Franco a sangre y fuego.
Durante los 20 días que permaneció agonizante en el Hospital, en la sala de beneficencia, Cipriano estuvo permanentemente custodiado por la Guardia Civil, y los familiares no fueron avisados en ningún momento. Ni siquiera cuando murió sus familiares pudieron verle. Su madre (que se había desplazado desde Loja) suplicó una y otra vez ver a su hijo, pero solo recibió puntapiés e insultos. Cipriano fue enterrado en una fosa común de beneficencia en el Cementerio General de Reus el 20 de Septiembre de 1973.
Nada salió en la prensa, no hubo ninguna denuncia del cuerpo médico por las causas de aquel salvaje envenenamiento, no hubo ninguna investigación por su muerte. El hecho fue celosamente silenciado por los responsables de la Guardia Civil y de la propia Dictadura. La estricta clandestinidad en que se movían los militantes del PCE (m-l) y del FRAP, y el hecho de que la totalidad de los compañeros de Cipriano estaban detenidos y fueron encarcelados, hicieron posible que su asesinato pasara casi desapercibido. El 6 de Octubre, una pequeña nota en LE MONDE hacía referencia a la detención, torturas y muerte de Cipriano Martos.
Aquellos salvajes hechos continúan hoy sin esclarecerse, y sin que sus responsables sean investigados y juzgados por torturas y asesinato. Los detalles son perfectamente conocidos y solo hay que detener e interrogar a los 7 Guardias Civiles (si es que siguen vivos) que aquellos funestos días estaban en el cuartel de Reus, para delimitar responsabilidades penales. Y a partir de ahí exigir responsabilidades, por escalafón, a todos los jerifaltes de la Dictadura Franquista en Reus, Tarragona y Cataluña, que permitieron ese cruel asesinato y lo escondieron en las cloacas del estado..
Antonio Martos, hermano de Cipriano, registró en 2014 su querella por aquel asesinato en el Juzgado Argentino de la jueza Maria Servini. El 30 de Agosto de 2016 por orden de la Jueza argentina, el juzgado número 4 de Sabadell tomó declaración a Antonio Martos en el marco de la “Querella Argentina” que se sigue contra los responsables de La Dictadura por crímenes de Lesa Humanidad cometidos durante el franquismo.
A día de hoy todo sigue igual. El próximo domingo 17 de Septiembre se celebrará un nuevo Homenaje a Cipriano Martos en el Cementerio de Reus. Nuevamente será recordado su compromiso antifranquista. Y, por supuesto, se pondrá de manifiesto la impunidad del franquismo y sus secuaces.


comments powered by Disqus