Elecciones 9M

La realidad se cuela en la campaña

SALOMÉ GARCÍA

Lunes. Noventa minutos de debate entre los dos aspirantes a presidir el país y ni una sola referencia a la violencia machista.

Martes. Cuatro energúmenos asesinan a sus parejas en diferentes lugares de España. La cifra bate el récord diario de una lacra que costó la vida el año pasado a 71 señoras. En los dos meses de este 2008, ya son 17.

¿Son insensibles los políticos a los problemas reales de la sociedad? No seamos demagogos. Son tan insensibles como el resto de nosotros.

Tanto como lo es el conjunto de la sociedad. Según el CIS, sólo el 3% de los ciudadanos señala la violencia contra las mujeres como el problema que más le preocupa. Tanto como los medios de comunicación. Las cuatro asesinadas del martes saltaron a las portadas porque batieron el récord de barbarie diaria. De haber muerto en días alternos, serían una noticia menor en el fondo de la sección de sociedad (progresamos, antes iban en sucesos).

Pero en todo este horror hay motivos para la esperanza. Ya tenemos una ley y, afortunadamente, estamos en campaña electoral. No nos equivoquemos, será esa circunstancia la que obligue a nuestros líderes a incluir esta cuestión en sus mítines y a buscar soluciones concretas que ofrecer en el próximo debate.