Principia Marsupia

Por qué soy feliz




Hoy, una lectora del blog a quien no conocía me ha hecho uno de los regalos más hermosos que he recibido: esta foto de su hija Lola Valentina junto al post de esta mañana.

Con esta preciosidad de lectores, ¿cómo no voy a ser feliz?
P.D. (18/Nov.).- Desde Nueva York, Camille Aron (un genio de la física francés) nos envía esto:

P.D. II (18/Nov.).- Yeray Calvo, un pedazo de periodista musical (aunque sea fans de Chimo Bayo) ha insistido en aparecer en este post:

P.D. III (18/Nov.).- Lola Valentina no ha podido resistir la fealdad de Yeray y Camille. Raquel, su madre, me acaba de enviar esto:


Yeray, Camille: lo siento, pero mi favorita sigue siendo la peque.