Principia Marsupia

Científicos quieren resucitar 24 especies extinguidas


lobo-tasmania
El lobo de Tasmania, una de las especies extinguidas que los científicos quieren volver a revivir (Crédito de la fotografía: Wikimedia Commons)

Un grupo de prestigiosos científicos acaba de presentar un proyecto que pretende devolver a la vida 24 especies ya extinguidas.
El anuncio público se produce después de dos reuniones a puerta cerrada que tuvieron lugar en la Universidad de Harvard (febrero de 2012) y en la sede de la National Geographic Society en Washington (octubre de 2012).
Podéis consultar la lista de las 24 especies candidatas en esta página web.
Según la especie, los científicos planean tres rutas diferentes para revivirlas:
1) "Des-evolucionar" desde una especie existente. A lo largo de nuestra historia, los humanos hemos "guiado" la evolución de muchas especies (por ejemplo, las vacas) escogiendo para la reproducción los ejemplares que más nos convenían. Ahora se trataría de hacer lo mismo, pero en dirección contraria.
2) Clonación desde tejidos que se conserven de la especie extinta y combinación con óvulos que puedan implantarse en una especie evolutivamente cercana.
3) Técnicas avanzadas de manipulación y modificación genética como las que desarrolla George M. Church en la Universidad de Harvard.
Por ahora, quien más se ha acercado a revivir una especie extinguida es un equipo español dirigido por Alberto Fernández-Arias. En el año 2003, Fernández-Arias y sus colaboradores consiguieron clonar un bucardo, una especie extinguida tres años antes. Pero la cría sólo sobrevivió 10 minutos debido a una malformación genética en el pulmón. Los avances biotecnológicos de la última década hacen pensar que este problema no se repetiría si el experimento volviese a realizarse hoy. Pero Alberto Fernández-Arias y su equipo se quedaron sin financiación (para una vez que somos referentes científicos a nivel mundial, desaprovechamos la oportunidad).
Además de los desafíos técnicos, los científicos tambien debatieron sobre las implicaciones morales. Hank Greely, profesor de ética en Stanford, no duda en apoyar el proyecto:

"Todos estamos de acuerdo en la lucha para evitar la extinción de las especies que hoy existen, ¿verdad? Entonces ¿por qué no devolver a la vida aquellas que desaparecieron? Así podríamos deshacer parte de los daños que hemos causado en planeta".

_________________________________
Si te gusta este blog, puedes seguirnos en nuestra página de Facebook: