Principia Marsupia

El fotógrafo que no tuvo oportunidades en España y ayer ganó el Pulitzer



manu
Fotografía de Manu Brabo para AP

La única oportunidad profesional que Manu Brabo encontró en España consistía en fotografiar motocicletas.
Sin contrato, sin casco antibalas ni seguro, Manu se lanzó a cubrir la guerra en Libia. Fue secuestrado durante 44 días por las tropas de Gadafi. Tras unos días de descanso en Gijón, volvió a Libia hasta el final de la guerra. Los directores de Associated Press, una agencia norteamericana, quedaron deslumbrados por su talento.
El jueves 4 de Octubre de 2012, Manu tomó en Siria la fotografía que véis al comienzo de este post. Estaba en Alepo junto a Maysun y Antonio Pampliega, otros dos excelentes reporteros españoles que tienen que ganarse la vida trabajando para medios extranjeros. Ellos contaron al mundo una de las mayores masacres cometidas durante la guerra.
Al día siguiente, los tres salieron a Turquía, rotos por el dolor, para llorar. Ningún medio español se acordó entonces de ellos.
Manu Brabo acaba de ganar el premio Pulitzer de fotografía por su trabajo en Siria para Associated Press. Sigamos desperdiciando talento y premiando la mediocridad. En el extranjero están encantados.
Permitidme terminar este artículo como Manu querría que lo hiciese: recordando a James Foley, uno de sus mejores amigos. Un compañero que lleva secuestrado en Siria desde hace 145 días.
James, no te olvidamos.

(Añadido.- Algo me ha hecho pensar en colocar estas dos imágenes juntas: La Piedad, Miguel Angel y La Piedad, Manu Brabo. Cinco siglos de distancia. El mismo dolor humano).