Principia Marsupia

¿Quiénes son los buenos y los malos en la guerra de Siria?

Esta es la 5ª entrega de la serie "Retazos de Alepo en guerra". Puedes leer las entradas anteriores aquí.


Javier_Manzano
Fotografía: Javier Manzano/AFP

Después de viajar a Siria este invierno y escribir sobre lo que allí encontré, he recibido insultos y amenazas de todos lados.
Algunos me acusan de "imperialista a sueldo de EEUU". Otros de ser "un lacayo de Al-Assad y del régimen iraní". Y para cerrar el círculo imposible, también he ganado un tercer grupo de críticos que me tilda de "cobarde equidistante entre ambos bandos".
Me entristece mucho la simplicidad con la que se analiza el conflicto en Siria. Por eso he decidido escribir esta entrada que dividiré en 2 partes:
A) Notas para los que apoyan a Bashar Al-Assad y B) Notas para los que apoyan a "los rebeldes".

Algunas notas para los que apoyan a Bashar Al-Assad

1) Bashar Al-Assad es un dictador. Bashar es el sucesor de su padre, Hafez, un militar que llegó al poder tras el golpe de estado de 1966 y la purga de 1970.
El 2 de febrero de 1982, los Hermanos Musulmanes se sublevaron contra el régimen de Hafez Al Assad en Hama. Hafez bombardeó la ciudad durante 27 días consecutivos. Murieron alrededor de 20.000 personas, la mayoría civiles. Hafez Al Assad consiguió mantener el poder que después cedió a su hijo Bashar a través de un "referéndum" en el que no había otro candidato y "ganó" con el 97% de los votos.
2) Mucho antes del comienzo de la guerra, las organizaciones internacionales de Derechos Humanos ya denunciaban los terribles abusos de Bashar Al Assad. Por ejemplo, la detención de centenas de opositores políticos y la situación de los 17.000 desaparecidos desde los años 70 de los que nunca se ha sabido más. Aquí podéis leer los informes de Amnistía Internacional sobre Siria en 2007 y 2008 (varios años antes de que estallara el conflicto).
3) Desde que el inicio del conflicto armado en marzo de 2011, las tropas de Bashar Al-Assad han cometido numerosos crímenes contra su propia población:

  • Uso de bombas de racimo. El ejército sirio ha utilizado bombas de racimo RBK-250/275 y RBK-500 en Tamanea, Taftanaz, al-Tah, Maarat al-Numan, Tel Rifaat, Deir al-Assafeer, Salkeen, Kfar Takharim, Talbiseh, Rastan, Qusayr, al-Bab.
  • Bombardeos de hospitales: por ejemplo el Hospital Dar al Shifa de Alepo el 21 de noviembre de 2012 o el Hospital de Salma el 15 de octubre de 2012.
  • Bombardeos aéreos sobre civiles. Durante el tiempo que yo estuve en Alepo, los bombardeos aéreos sobre barrios civiles eran una aterradora rutina cotidiana. Os recomiendo leer este informe de Human Rights Watch donde se estudia con detalle una treintena de ataques aéreos a zonas civiles.
  • Torturas y ejecuciones extrajudiciales. Desde el comienzo de las protestas, miles de opositores han sido detenidos, torturados y ejecutados en una red de centros de detención controlada por las 4 agencias de inteligencia del gobierno sirio: el Departamento de Inteligencia Militar, el Directorado de Seguridad Política, el Directorado General de Inteligencia y el Directorado de Inteligencia de las Fuerzas Aéreas.
  • Asesinatos y secuestros de periodistas. Decenas de periodistas han muerto en Siria a manos de las tropas gubernamentales. Algunos eran famosos corresponsales de guerra extranjeros (Marie Colvin, Mika Yamamoto, Remi Ochlik, Yves Debay), pero la mayoría eran periodistas sirios. Otros muchos siguen secuestrados. Nosotros llevamos 165 días sin saber nada de nuestro amigo James.
  • Lanzamiento de misiles balísticos contra ciudades. Al Assad ha lanzado misiles SCUD sobre sus propias ciudades. Para haceros una idea del tamaño de un SCUD, mirad esta fotografía. En la noche del 18 de febrero de 2013, un SCUD cayó sobre el barrio residencial de Jabal Badro en Alepo. Murieron al menos 47 personas, de las cuales 23 eran niños. Para haceros una idea de la destrucción causada por un SCUD, mirad esta otra fotografía tomada a la mañana siguiente.

 B) Algunas notas para los que apoyan a "los rebeldes"

1) El término "los rebeldes" no tiene ningún sentido. La oposición armada al régimen de Bashar Al Assad está formada por grupos muy diferentes y con objetivos muy distintos:

2) Aunque no poseen la capacidad militar de Al Assad (no tienen aviones, ni tanques, ni misiles balísticos), la oposición también ha cometido numerosas atrocidades durante la guerra:

3) La Revolución Siria fue iniciada por activistas que reclamaban democracia, libertad de expresión y respeto a los Derechos Humanos. Desgraciadamente, los islamistas radicales han ido tomando cada vez una posición más prominente en la lucha contra Al-Assad.
Los grupos yihadistas están siendo los más efectivos en los combates: tienen guerrilleros con más experiencia (algunos han luchado en Libia y en Irak), están mejor organizados y, literalmente, no temen morir.
Desde que volví de Alepo he hablado con algunos sirios que apoyaron la revolución al principio pero que ahora están muy asustados por la deriva islamista.
4) Si Al-Assad termina cayendo, existen serias posibilidades de que se inicie una guerra civil entre los vencedores. Además, ¿qué ocurrirá con la minoría alawita (a la que pertence Al-Assad)? Después de 100.000 muertos, ¿cómo evitar las vendettas y revanchas?

***********

En Siria encontré a las personas más valientes que he conocido: jóvenes dispuestos a jugarse la vida por nosotros, madres que se empeñaban en invitarnos a comer cuando apenas tenían para ellas. Algunos ya no están. Otros siguen vivos, pero sufren de frío, hambre y lloran a quienes han perdido.

Por eso me entristece tanto que las reacciones a las noticias sobre Siria (leed los comentarios en cualquier periódico español) acaben siempre en insultos y estúpidas ideas preconcebidas.

***********

Nota.- Esta es la 5ª entrega de la serie "Retazos de Alepo en guerra". Puedes leer las entradas anteriores aquí. Si te gusta este blog, también puedes seguirnos en nuestra página de Facebook: