Principia Marsupia

Cuidado con el informe sobre Siria: 3 detalles para el escepticismo



manu
Imagen: Manu Brabo/AP

Ayer los medios de comunicación se hicieron eco de un informe que acusa al régimen sirio del asesinato de 11.000 opositores en sus cárceles. (Aquí podéis leer el informe original en pdf).
Que el régimen de Assad ha detenido, torturado y asesinado a miles de presos políticos no es ninguna novedad. Diversas organizaciones de Derechos Humanos (por ejemplo Human Rights Watch o Amnistía Internacional) llevan años, mucho antes de que comenzase la guerra, documentando las atrocidades en las cárceles sirias. Durante el conflicto, estas mismas organizaciones han detallado crímenes contra la Humanidad cometidos tanto por el régimen como por los rebeldes.
Me preocupa, sin embargo, la enorme atención mediática recibida por el informe de ayer pues creo que existen motivos para leerlo con escepticismo.
Todas las informaciones sobre Siria resultan extraordinariamente difíciles de verificar. Ya no quedan reporteros independientes trabajando sobre el terreno. Así que, antes de nada, permitidme esta aclaración importante: yo no tengo la certeza de que el documento haya sido "fabricado" o de que, por contra, refleje la realidad. Solamente pretendo exponer los detalles del informe que me generan dudas.

1) El informe ha sido pagado por el gobierno de Qatar, enemigo acérrimo de Assad

El informe está firmado por Desmond de Silva, David Crane y Geoffrey Nice (fiscales en los juicios sobre Sierra Leona y la antigua Yugoslavia) y un equipo de forenses. El gobierno de Qatar contrató a la firma de abogados Carter-Ruck, basada en Londres, para redactar el documento.
No es ningún secreto que, durante la guerra, Qatar ha suministrado armas y dinero a los rebeldes.
Quien ha pagado el informe tiene intereses en Siria y no es precisamente un actor independiente en el conflicto como podrían serlo Amnistía Internacional o Human Rights Watch.

2) La fuente del informe es una sóla persona que, además, no está identificada

El informe se basa en las fotografías recogidas por una fuente con el sobrenombre de "Caesar". Según el documento, "Caesar" sería un funcionario militar del régimen asignado a documentar las muertes en las cárceles y que habría filtrado las 55.000 fotografías a través de un pen-drive. El informe reconoce (nota a pie de la página 15) que Caesar estaría casado con alguien que pertenecía al "Syrian National Movement" -movimiento opositor financiado por Qatar-. Esta persona huyó de Siria días después de empezar la guerra y recibió el pen-drive de "Caesar". El documento tampoco detalla el nombre de este contacto.
Creo importante subrayar que la veracidad del informe se sustenta en la credibilidad de una única fuente.

3) El informe se publica horas antes de que comience la Conferencia de Paz sobre Siria

Según recoge el documento, "Caesar" fue entrevistado por los abogados de Carter-Ruck los días 12, 13 y 18 de enero de este año (página 6 del informe).
Sin embargo, el informe estaba finalizado y a disposición de la prensa el 20 de enero. ¿Por qué tanta prisa? A una investigación tan importante se le supone una tarea de escrutinio más calmada y extendida en el tiempo.
Parece claro que el gobierno de Qatar quería que el documento se filtrase antes de que comenzase la Conferencia de Paz sobre Siria. Un bombazo informativo de semejante calibre inclina la mesa de negociación a su favor.
En conclusión, ¿estoy diciendo que el informe es falso? No. Lo único que digo es: a) que me parece que contiene elementos suficientes como para ser tratado con cautela y b) que me sorprende la falta de escepticismo con la que se ha recogido en muchas informaciones.
Aquí puedes encontrar otros posts sobre que hemos escrito sobre la guerra en Siria