Principia Marsupia

EEUU aprueba el tratamiento con plasma ante la incredulidad de los científicos

La Agencia del Medicamento de EEUU (llamada FDA) ha dado la autorización de emergencia para el uso del plasma sanguíneo de pacientes recuperados en los enfermos de covid.

Esa decisión ha provocado una enorme revuelo en la comunidad científica, pues hasta ahora no hay ningún estudio científico que avale ese tratamiento.

Parece claro que se trata de una decisión política: el anuncio de la autorización lo hizo Donald Trump en una rueda de prensa el domingo por la tarde, horas antes de que la FDA sacase el comunicado oficial. La FDA es una agencia que depende del Gobierno de EEUU pero que, en teoría, es independiente y que para aprobar medicamentos sólo se guía por criterios científicos.

En la rueda de prensa del anuncio, Donald Trump dio cifras que eran definitivamente falsas: "El tratamiento reduce las muertes un 35%. ¡Es un número increíble!"

Nadie tiene claro de dónde sacó Trump la cifra del 35%. El estudio que citó realizado por la Mayo Clinic (y que es sólo un borrador que no ha pasado la revisión por pares de otros investigadores) no contiene resultado.

¿Qué es el tratamiento con plasma?

La idea es la siguiente: sacas sangre a las personas que han conseguido recuperarse del covid.

De esa sangre retiras las células rojas, las células blancas y otros componentes para dejar sólo los anticuerpos.

Ese plasma lleno de anticuerpos se lo inyectas a quienes están enfermos. La idea es que los anticuerpos que desarrollaron quienes se recuperaron sea útil en los que están luchando contra el covid.

Desde el comienzo de la pandemia muchos científicos están trabajando en desarrollar esta terapia. La idea detrás de ella parece sencilla, pero puede haber muchísimas complicaciones.

De hecho todavía no se ha completado ningún "ensayo clínico de asignación aleatoria", el mínimo requerido por cualquier agencia internacional para aprobar un nuevo medicamento.

En España, el hospital Puerta de Hierro está coordinando desde abril un ensayo clínico sobre el uso del plasma en pacientes con covid.