Principia Marsupia

La ocupación de las UCI se duplica en dos semanas en varias comunidades

Agencia EFE

La situación de la pandemia en España empieza a parecerse cada vez más a la de marzo: las UCIs en algunas comunidades autónomas se están llenando a un ritmo vertiginoso. Aunque aún no se ha alcanzado el límite de capacidad, los sistemas hospitalarios no podrán aguantar si esta velocidad se mantiene durante las próximas semanas.

Miremos para comenzar el caso de Asturias: durante muchas semanas fue la región con menor incidencia del virus. Pero algo empezó a cambiar hace un mes. A finales de septiembre Asturias tenía a 10 personas ingresadas en UCI por coronavirus. Ahora ya son 62. La ocupación de los servicios de cuidados intensivos se ha multiplicado por seis en apenas un mes.

Asturias partía con una ventaja en esta segunda ola: empezaba con un número muy bajo de hospitalizados. Por eso, a pesar de la gran velocidad de crecimiento, aún tiene espacio en sus unidades de cuidados intensivos.

En otras comunidades autónomas, el nivel de ocupación es mucho más preocupante. Miremos por ejemplo el caso de Aragón, donde el crecimiento de ingresados en UCI durante los últimos días no ha sido tan rápido como Asturias. Pero Aragón tenía un grave problema de partida para esta segunda ola: los contagios durante el verano habían dejado sus UCI ya con más de 60 pacientes.

Hoy la ocupación de las UCI en Aragón con pacientes covid supera el 44%, la más alta del país tras Melilla. Como el resto de patologías (infartos, ictus, etc.) siguen existiendo y las camas de intensivos son un recurso que ya en situaciones normales opera a gran ocupación, ese porcentaje nos indica que se encuentra muy cerca del límite de capacidad.

Catalunya es otra región donde el número de hospitalizados en las UCI se ha más que duplicado en las dos últimas semanas: el 14 de octubre tenía 231 ingresados y ahora son 482.

Galicia también ha duplicado el número de ingresados en UCI en las últimas dos semanas.

Esta pandemia nos ha dejado además otra lección sobre las hospitalizaciones en cuidados intensivos: las UCI se llenan muy rápido, pero tardan mucho en vaciarse pues los ingresos son muy largos.

Un excelente ejemplo de esto lo podemos observar en la Comunidad de Madrid, que fue la región de Europa con más casos de coronavirus por habitante durante las últimas semanas de septiembre. Como se puede ver en el siguiente gráfico, el número de personas en UCI se ha mantenido constante durante el último mes, aunque el número de casos se ha reducido a la mitad.