Principia Marsupia

Alemania, Reino Unido o Irlanda toman medidas muy duras aún teniendo menos casos que España

Agencia EFE

Europa se ha convertido en el epicentro mundial de la segunda ola.

Hasta finales del mes de septiembre, el número de casos en casi todos los países del continente era muy bajo (excepto en España donde la escalada comenzó varias semanas antes), en octubre se ha producido una explosión de contagios descontrolada.

Mientras en nuestro país los bares siguen abiertos y el gobierno descarta el confinamiento domiciliario, algunos países europeos están tomando medidas muy duras con unos datos mucho mejores que los nuestros.

Veamos algunos ejemplos.

Alemania: cierre de bares y restaurantes con tres veces menos de casos que España

En términos epidemiológicos, España está mucho peor que Alemania: el número de casos por habitante en nuestro país triplica al del país germano.

Sin embargo, el miércoles 28 de octubre, tras una reunión con los presidentes de los 16 estados que componen el país, la canciller Ángela Merkel decretó el cierre de bares, restaurantes, museo y cualquier otro lugar de ocio. A cambio, el gobierno pondrá inmediatamente a disposición de esos sectores una ayuda de más de 10.000 millones de euros.

En el siguiente gráfico podéis ver la incidencia en Alemania durante las últimas semanas (en color azul), comparada con España (en color negro).

Irlanda: ya están doblegando la curva de la segunda ola tras tomar medidas duras

Irlanda nunca ha llegado a tener las cifras de España pero, el 19 de octubre, el gobierno decretó el "nivel 5 de alarma" en todo el país: el equivalente a un confinamiento domiciliario.

Cerraron bares, restaurantes y toda clase de negocio no esencial. La ocupación en el transporte público no puede superar el 25% de aforo. Se puede hacer ejercicio físico en la calle, pero sólo de forma individual y en las cercanías del lugar de residencia.

En el siguiente gráfico podéis ver la incidencia en Irlanda durante las últimas semanas (en color azul), comparada con España (en color negro). Incluso en el máximo de la segunda ola, Irlanda tenía menos casos por habitante que nosotros. Las medidas en Irlanda están funcionando: podéis ver cómo ya están doblando la curva.

Reino Unido: Boris Johnson da marcha atrás y ordena el confinamiento de Inglaterra

Hasta hace pocos días, Boris Johnson prometía a sus ciudadanos que no volverían los confinamientos domiciliarios. Pero sus asesores científicos hicieron sonar la voz de alarma la semana pasada y el Primer Ministro ha cambiado de opinión. Si no se tomaban medidas, los expertos advertían que habría miles de muertos al día a finales de noviembre.

En este segundo confinamiento los colegios permanecerán abiertos, pero todos los negocios no esenciales deberán cerrar.

La medida se aplicará en Inglaterra. Tanto Escocia como Gales ya habían decretado restricciones días antes.

¿Estaba el Reino Unido peor que España cuando tomó esta decisión? No. Lo podéis ver en el siguiente gráfico: