Principia Marsupia

El punto débil del coronavirus: ¿un primer paso hacia medicamentos antivirales?

El punto débil del coronavirus: ¿un primer paso hacia medicamentos antivirales?

Un equipo de investigadores suizos e irlandeses ha detallado de forma muy precisa uno de los mecanismos fundamentales en la replicación del coronavirus. Y quizás estemos ante el punto de partida para alcanzar lo que no se ha logrado durante toda la pandemia: un medicamento antiviral efectivo.

Vamos a intentar explicarlo paso a paso.

¿Cuál es la esencia de un virus?

La esencia de un virus es que no puede multiplicarse por sí mismo. (A diferencia de, por ejemplo las bacterias, que sí lo hacen).

Un virus necesita secuestrar 'la maquinaria' que hay en las células del organismo que infecta.

Espera, ¿a qué te refieres con 'maquinaria'?

El coronavirus lleva en su interior 'las instrucciones' para fabricar copias de sí mismo (esas instrucciones están codificadas en su ARN). Pero esas instrucciones no sirven de nada si no encuentras a alguien que las ejecute.

Es como tener los planos arquitectónicos para construir una casa. Sólo son útiles si luego tienes ladrillos y albañiles que los materialicen a la realidad.

¿Y por qué nuestras células tienen esa 'maquinaria'?

Uno de los elementos fundamentales de nuestras células son los ribosomas.

Los ribosomas son 'máquinas' que leen nuestro ARN mensajero y a partir de esas instrucciones fabrican proteínas, los 'ladrillos' que conforman cualquier organismo vivo.

El coronavirus 'secuestra' esos ribosomas y hace que, en vez de ejecutar las instrucciones de ARN humano, ejecuten las instrucciones de su ARN.

Así, en vez de producir proteínas humanas, nuestros ribosomas se ponen a fabricar proteínas de virus a partir de las que se generarán nuevos virus.

¿Cómo leen el ARN los ribosomas?

El ARN puede represarse por una secuencia de letras. Por ejemplo: GCUACGGAGCUUCGGAGCUAG.

Los ribosomas leen esas letras de tres en tres. En nuestro ejemplo, el ribosoma leería GCU (espacio) ACG (espacio) GAG (espacio) CUU (espacio) CGG (espacio) AGC (espacio) UAG.

Vale, ¿y qué diferencia hay cuando se ponen a leer el ARN del virus?

Resulta que por unos 'nudos' geométricos en el ARN viral, los ribosomas a veces leen grupos de uno o dos letras en vez de tres como hacen con el ARN humano.

¿Y eso podría servir para fabricar medicamentos antivirales?

Sí. La idea es que hay compuestos que pueden 'obligar' a los ribosomas a leer letras de tres en tres. Así fabricarían proteínas defectuosas del virus y por lo tanto no podría replicarse.