Diario de un altermundista

¿También es Irán de derechas?

El resultado de las elecciones iraníes han defraudado a buena parte de la Comunidad Internacional, especialmente a Occidente. La esperanza de cambio parece haber sido alimentada por los medios de comunicación, más que por la realidad social iraní. Porque el conservador Ahmadineyad parece tener más apoyos de los esperados. Se afirma que sus votantes provienen de las zonas rurales y de las clases populares, mientras el líder opositor los tiene en las ciudades y la clase media. Además, el triunfo de Ahmadineyad responde a medidas que algunos tildarían de populistas, pero que han mejorado la asistencia y protección de las clases más desfavorecidas, como pueda haber sido el hecho de asegurar a millones de mujeres que se dedican a tejer las célebres alfombras persas. Si lo ha hecho para ganarse su favor, sus votos, parece que lo ha conseguido. Lo más preocupante es que medidas de este tipo hayan tenido que llegar de un líder conservador y que luego le sirvan para legitimarse en el poder.

Por otra parte, la brutal actuación de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes tras la reelección del presidente no parece responder a parámetros democráticos, tal y como denuncia Aminstia Internacional. Aunque si nos remontamos a la actuación de los Mossos de Esquadra en Barcelona hace tan sólo unos meses, podríamos decir lo mismo de Cataluña, donde manda la izquierda. Veamos pues cómo evolucionan los acontecimientos para saber qué ha ocurrido en Irán, porque puede que sea verdad que la mayoría de su población quiera que continúe el líder conservador, mal que nos pese a muchos.