Diario de un altermundista

Ciudadanos bajo (re)presión

Los Estados son los únicos que, según se ha aceptado en la Comunidad Internacional, tienen la legitimidad para usar la violencia. Los intereses que defiendan pueden ser tanto democráticos, como autoritarios. En algunos lugares usan el ejército, repartiéndolo estratégicamente por todo el territorio, como ocurría en España en tiempos de dictadura. En otros, la policía, civil o militar, se encarga de usar legítimamente la violencia cuando así les sea requerido. Incluso hay algunos países donde grupos de civiles armados, cercanos al poder establecido, hacen lo mismo, son los grupos de paramilitares, que parece que se han dado cita también en Irán. Quienes quieren protestar están a su merced, a la de los controladores militares, policiales o paramilitares. Aún así, las movilizaciones no han cesado, y cada vez son más. Las protestas ciudadanas en Irán alimentan las protestas ciudadanas en otros lugares del mundo, donde la población bajo (re)presión sale a la calle para decidir su futuro. No todo iba a ser malo en la globalización.