Diario de un altermundista

MST, 25 años de lucha ejemplar

En 1984 se creó el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra de Brasil. Su objetivo principal es conseguir la Reforma Agraria, que nunca se ha dado en Brasil, con la que las muchas tierras en manos de unos pocos latifundistas, gran parte de ellas improductivas, pasen a manos de los excluidos de este país, para que tengan un modo de ganarse la vida con dignidad. Sus estrategias de lucha no son tan solo las caminatas, marchas y manifestaciones demandando tierra para quien no tiene ni tierra ni nada más; sino que han generado una verdadera alternativa de vida para quienes el mercado lanza al olvido y a la miseria. La ocupación de tierras y el levantamiento de campamentos en estas tierras ocupadas es su estrategia principal. Pero estos campamentos son algo más que una ocupación, porque ofrecen a quienes allí viven durante varios años hasta que consiguen un pedazo de tierra que trabajar, un estilo de vida distinto. La vida de los campamentos del MST se basa en la solidaridad, la participación, el trabajo colectivo, la ayuda mutua, la cooperación y la vida en comunidad. En ellos se dan cita todo tipo de personas, en su mayoría sin estudios, sin haber aprendido la solidaridad, la cooperación o la participación más que en su experiencia vital, y la fórmula MST funciona. El MST lucha por la tierra, pero hasta conseguirla transforma a sus miembros en mejores personas, en ciudadanos comprometidos, y se inventa un modo de vida paralelo al capitalista, del que tenemos mucho que aprender.