Diario de un altermundista

Somos viento...

Una de las muchas razones por las que pedimos cada vez más voces que nos dediquemos en serio a cambiar esto, el mundo, el sistema mundo capitalista, su globalización, acompañada de nuestra visión del mundo Occidental, cientifista, mercantilista, productivista, con una manera específica de medir el tiempo, lo bueno y lo malo...son los valores que exportamos y que parece que no nos aportan tanta felicidad. Escuché un payaso en la radio, un sabio payaso de profesión, de quien no recuerdo su nombre, pero sí sus palabras. Decía que somos viento, que sabía que lo que hacía era porque eso es lo que le pedía el cuerpo y el alma, y que le hacía sentir bien, pero que no sabía el objetivo, el porqué, ni donde llegaría con ello. ¿Será que nos estamos perdiendo la vida por querer crecer más, producir más, enriquecernos (materialmente) indefinidamente? El capitalismo no es neutro. Escuchemos a quienes no lo tienen tan arraigado. Puede que así seamos más felices y que sea verdad que somos viento.