Diario de un altermundista

Juzgar... ¿a las multinacionales?

En un completo y acertado artículo, Pere Rusiñol informaba de una de las pocas noticias provenientes de la ONU que nos hacen recuperar, aunque con infinidad de matices, la confianza en esta institución. Algunos de sus expertos promueven la creación de un tribunal internacional que juzgue a las multinacionales. Bravo por la idea. Pero veamos en qué se puede convertir. Ya que existe alguna iniciativa, también a propuesta de Naciones Unidas, para controlar los abusos de las todopoderosas empresas transnacionales, como es el caso de Global Compact, que ha sido utilizada más bien para lavar la imagen de las muchas empresas que a esta iniciativa se han sumado alegremente -entre ellas las más perseguidas por las voces críticas de los movimientos sociales y ONG. Otra de las estrategias que utilizan para ofrecer una cara amable es la, hoy en día muy de moda, Responsabilidad Social Corporativa. Visto el funcionamiento de los tribunales, internacionales, nacionales, provinciales,... que a la hora de condenar a algún poderoso -y las multinacionales lo son, y mucho-, no consiguen más que hacer fuegos de artificio, en el mejor de los casos. Dudo mucho que pueda perder un juicio Microsoft, Shell, Banco Santander,... Eso sí, el sólo hecho de estar encausados nos podría servir para sospechar, más si cabe, de sus prácticas poco respetuosas con el medio ambiente, las minorías étnicas y los derechos humanos en general. Aunque si son las propias multinacionales las que se puedan acusar, podríamos llegar a un bonito juego de juicios de los unos contra  los otros y así descubriríamos sus trapos sucios. Aún así, por sospechosas habituales, prefiero no gastar mi poco dinero en sus productos. Lo que cada vez se me hace más difícil, aunque no imposible.