Diario de un altermundista

Galácticos que pagan menos impuestos

Tengo que reconocer que no sabía de este régimen especial tributario del que disfrutan los jugadores de fútbol, y otros personajes muy bien pagados, que cobran más de 600.000 euros anuales. Es sorprendente e indignante a la vez que para atraer a España a grandes fortunas, se les ofrezca pagar en vez del 43% que les correspondería si fueran tratados como el resto de residentes en nuestro país tan sólo el 24% de sus ingresos. Los futbolistas ni se han inmutado, porque negocian sus contratos en neto. ¡Ya nos gustaría al resto de mortales tener su poder para negociar nuestros contratos laborales!, pero más allá del deseo a ser tratados con tal deferencia, el planteamiento debe situarse también en este asunto en términos de justicia. Porque además de injusto es escandaloso, en cualquiera de los casos que se planteen, que justamente los más ricos paguen menos impuestos. Ya no tienen suficiente con las Sicav, sino que los todopoderosos clubes de fútbol consiguieron un régimen especial para sus galácticos. Veamos por donde va el debate, porque los clubes amenazan con un cierre patronal, algunos futbolistas no tan bien pagados demandan ser tratados igual que sus multimillonarios compañeros, mientras la afición sigue pagando más impuestos (proporcionalmente) que sus ídolos. Al igual que el resto de españoles, les guste el fútbol o no. ¿Quien ganará, la pasión futbolera o la razón? Conociendo a este país, el resultado me resulta impredecible.