Opinion · Diario de un altermundista

Los bilderbergs se reúnen en Sitges

La primera semana de junio se reúne en Sitges el Club Bilderberg. Pero, ¿por qué es esto noticia? ¿Por qué debemos alarmarnos e incluso protestar y exigir mayor información de lo que en sus reuniones ocurre? El Club Bilderberg es definido por la Enciclopedia Británica como una conferencia anual de tres días a la que asiste un centenar de los más influyentes banqueros, economistas, políticos y funcionarios de estado de Europa y Norteamérica. Dicha conferencia que se celebra cada año en un país occidental distinto, se mantiene en un ambiente de estricto secreto. La conferencia proporciona un clima de privacidad e informalidad en el que aquellos que influyen en las políticas internacionales se sienten cómodos para expresar sus opiniones, sin el miedo al impacto que sus declaraciones puedan tener en la opinión pública. De España las únicas dos sillas fijas en este selecto club pertenecen a Matías Rodríguez Inciarte, del Banco Santander, y a Javier Carvajal y Urquijo, de la Casa Real Española. ¿Querrá decir esto que el Banco Santander y la Casa Real son los más poderosos de nuestro país? Según afirman investigadores de este opaco club, los bilderbergs pretenden llevar a cabo su globalización particular, para crear un mundo donde exista un solo gobierno, una única moneda y una sola religión. Joseph Retinger fue el ideólogo y promotor del Club Bilderberg, junto con el Príncipe Bernardo de Holanda, Rockefeller y el director de la CIA, el general Walter Bedell Smith. Se asegura que la CIA se implicó  en su organización y que ha custodiado eficazmente tanto el secreto de su existencia como sus objetivos internos y la seguridad de sus integrantes. Se afirma que tiene como fin principal unir a los miembros de la OTAN para proyectar la política internacional de los aliados tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial. En palabras de Rockefeller su fin es alcanzar “una soberanía supranacional de la élite intelectual y los bancos mundiales que seguramente es preferible a la autodeterminación nacional practicada en siglos pasados”. Parece ser que el Club Bilderberg elabora la agenda geopolítica mundial y sus conclusiones son trasmitidas a otros organismos donde tiene miembros, como el G-8, la OMC, el FMI, el Banco Mundial o la OTAN, con el inconveniente para la democracia de que sus deliberaciones y decisiones son totalmente secretas. Por cierto, Esperanza Aguirre fue invitada al menos una vez. Bibliografía consultada: Martín, Cristina (2007) El Club Bilderberg. Los amos del mundo. Barcelona, Books4pocket