Diario de un altermundista

Padrenuestro más neoliberal

Será una coincidencia o simplemente una curiosidad, pero siempre me han llamado la atención algunos de los cambios introducidos ya hace algunos años en el Padrenuestro. Desconozco el origen de estas modificaciones, pero como supongo que fueron decididos por la jerarquía eclesiástica, como casi todo en la Iglesia, me da por pensar mal e incluso desconfiar de la intención de quienes promovieron los cambios de los que les voy a hablar a continuación. Son pocas las personas en este país que no se han aprendido, por gusto, a la fuerza, o porque sí, la oración cristiana más conocida. En mis tiempos había una parte del Padrenuestro en que se decía "perdónanos nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores". Recuerdo haberle preguntado a mis padres al respecto, ya que no entendía si se refería a las deudas monetarias o a alguna otra cosa. Me decían que era una forma de hablar, que se trataba de perdonar a los demás lo que les hacíamos que les pudiera molestar. Pero la frase seguía repitiéndose en mi cabeza y me imaginaba perdonando alguna deuda (de dinero) a algún amigo y ya que lo decía el Padrenuestro, debería ser algo bueno. El caso es que hubo un momento en que en el Padrenuestro en castellano se cambió "deudas" por "ofensas" y desde entonces en las parroquias no se perdonan las deudas sino las ofensas. He pensado que quizá fuera una mala traducción del latín y que casi dos mil años después por fin se dieron cuenta. Pero por lo que he visto, el conflictivo debita del Padrenuesto se traduce del latín como deuda, obligación o deber, no como ofensa, al menos en sus acepciones más usuales. Así que me pregunto, ¿será que la ofensiva neoliberal de los 80 y 90 también llegó al Padrenuestro; o que con el boom de las hipotecas y quizá previendo lo que iba a venir, había que preparar el camino para que aquí nadie reclamara que le perdonaran sus deudas, amparándose en la mencionada oración cristiana? o quizá querían evitar dilemas en algún banquero de los de ir a misa, que quisiera seguir este precepto al pie de la letra. En fin, será una coincidencia más pero da que pensar que el Padrenuestro sea, de este modo, un poco más neoliberal.