Diario de un altermundista

La policía en el banquillo de los acusados

En la rueda de prensa sobre el juicio contra los policias que agredieron a manifestantes anti-deuda, de la campaña "Quién debe quién", sus representantes explicaron con mayor profundidad algunos detalles de la actuación policial sobre pacíficos manifestantes, que no viene mal recordar, para no olvidar que la responsabilidad de que esto pase es compartida, también por las autoridades políticas del momento.

En primer lugar, según los representantes de la campaña, la estrategia de la policia parece no querer que se haga justicia sino proteger a sus acusados. De hecho, han negado sistemáticamente que estuvieran allí, no se han reconocido en las fotos e imágenes y han repetido hasta la saciedad que no conocían a nadie, cuando las imágenes son realmente explícitas.

El Ministro de Interior de la época,  Jaime Mayor Oreja, reconoció que hubo excesos y que los responsables fueron apartados del cargo. Curiosamente, el Jefe policial de aquella acción declaró que no había sido apartado del cargo, sino que había sido promovido y trasladado a la academia de policía, con un aumento de sueldo. No sabemos si en la academia usó el video de la represión policial a los manifestantes contra la deuda externa, para dar ejemplo a sus alumnos (esperemos que de lo que no se debe hacer)

Es la primera vez que la policía se sienta en el banquillo por la represión violenta en una manifestación en este país, cuando no es la primera vez que ocurre. Por lo que nos tenemos que felicitar, pues el estado de derecho parece que a veces es una realidad. Pero no debemos olvidar que este jucio se celebra porque todos los participantes adoptaron una actitud no violenta, y totalmente pasiva respecto a quienes les estaban agrediendo; y porque la violencia policial fue filmada por los medios de comunicación.

Finalmente, en la rueda de prensa mencionada, los portavoces de la campaña manifestaron su preocupación sobre el significado o la intención del gran despliegue policial en la puerta de los juzgados. Porque su presencia transmite dos mensajes, que los acusados (los polícías) sean peligrosos, o que las víctimas (manifestantes pacíficos) sean de quienes nos tengan que proteger, ¿era este último el mensaje que querían transmitirle al juez?