Diario de un altermundista

No a la OTAN, 23 años después

La  campaña anti-OTAN impulsada por Justícia i  Pau y  la Plataforma Aturem la  Guerra, con motivo del 60 aniversario de esta organización este año, llega a su momento más importante. Se trata de  movilizarnos por ir a Estrasburgo del 3 al 5 de abril, para manifestarnos contra esta organización.

Me gustaría utilizar algunas de  las razones que miembros de  la  campaña "No a   l'OTAN, no a  la  guerra" han desarrollado recientemente en un documento que se puede encontrar en la  web de  la  campaña (www.aturemlaguerra.org/otanno). De este documento destacaría el hecho que la OTAN no es más que una organización militar de  carácter belicista, que incrementa al peligro de  nuevas guerras con sus intervenciones militares por todo el mundo. Además, se trata de una organización no democrática que ha amenazado la democracia apoyando a  regímenes dictatoriales, como el de  la  dictadura neofascista de  Portugal y  la dictadura de los coroneles de Grecia Tampoco se tiene que olvidar que cuando se quedó sin enemigos, con la  caída de la Unión Soviética, cuando tendría que haber desaparecido, se han inventado un objetivo estratégico que garantiza trabajo por mucho tiempo a los burócratas y  militares que juegan a  la  guerra: se trata de la guerra contra el terrorismo, que hoy por hoy los sirve para justificar su intervención en Afganistán, donde la  participación de España es tan cuestionable como lo fue la de Irak. Por si esta excusa les fallara, también definen la  inmigración descontralada como una amenaza. Quien sabe si algún día veremos aviones de la OTAN disparando contra las embarcaciones repletas de inmigrantes que llegan a  las costas de  Canarias. Por otra parte, su elevado gasto militar, que supone alrededor de  dos terceras partes del gasto militar mundial, impulsa nuevas carreras de armamento, y  es directamente responsable del incremento de los gastos militares de los gobiernos de sus miembros y de los que se sienten amenazados por sus intervenciones; por esta razón es responsable también del impulso de  la  industria y  el comercio de armas mundiales.

Por todo esto y  mucho más podemos decir No a la OTAN!, animarnos y  participar activamente en esta campaña, que ahora más que nunca necesita que nos involucremos, para gritar en Estrasburgo, el 4 de abril, que con 60 años ya hemos tenido suficiente OTAN y suficientes guerras.

Publicado en  La  Directa el 4 de  marzo de  2009.