Opinion · Diario de un altermundista

El Gobierno traficará con armas

La industria militar española ha batido todos los records de venta de armas en el exterior. Según el informe oficial del propio Gobierno español, en 2011 se han más que duplicado las exportaciones de armamento respecto a 2010, alcanzando la cifra de 2400 millones de euros. Pero, ¿cómo puede ser que en época de crisis el sector armamentístico consiga tal proyección en el exterior? Solo hay una explicación, con apoyo político.

Hasta ahora las ventas de armamento se realizaban de la siguiente manera: una empresa de armas consigue un contrato con un comprador, en principio un gobierno, al que probablemente habrán accedido gracias a la intermediación de los representantes políticos españoles, sobre todo cuando se trata de contratos importantes. Esta empresa le pide permiso al Gobierno español, quien aprueba o deniega la licencia de exportación de armamento según la aplicación de la Ley española sobre comercio de armas. Es decir, las exportaciones de armas son, finalmente, una decision política.

Actualmente el Ministro de Defensa no ha escondido su intención de potenciar las exportaciones de armas españolas y, vista su trayectoria anterior (Director de MBDA, fabricante de misiles; consejero de Instalaza, que fabricaba bombas de racimo; consejero de Sapa Placencia…) no ha sido una sorpresa el Real Decreto de 25 de mayo, sobre la liberalización del comercio de armas, por el que se pretende que el Gobierno español se convierta en garante de las exportaciones de armas españolas, convirtiendo a la Administración en vendedor activo de armamento. Es decir, dará la cara por la industria militar española en caso de incumplimiento contractual. Ante este ansia por exportar productos militares, nos queda la duda de si se va a aplicar todavía con mayor laxitud la Ley española sobre exportaciones de armas, ya de por sí aplicada con poca rigurosidad. También habrá que cuantificar cuánto nos costará todo esto, en términos de empleados públicos y otros gastos consecuencia de este papel activo del gobierno en la exportación de armas.