El socialismo es republicano

Motivos para la reflexión

Creo que nunca antes unas elecciones municipales habían generado tanta expectación ni concitado tantos esfuerzos. Ha sido mucha la gente implicada en conseguir que las cosas cambien y en estos días la ilusión, la emoción, pero también la sensación de incertidumbre y el desasosiego están muy extendidos. Es muy grande el deseo de que tanto trabajo se vea recompensado por los resultados. Pese a la gente agorera que opina que nada puede cambiarse, pese al rodillo de los corruptos en los medios de comunicación, pese a la conciencia clara de nuestra inferioridad de condiciones, no nos hemos rendido. Y no nos vamos a rendir, aunque la Espe nos insulte, aunque Rita se mofe de nosotras, aunque los y las de siempre intenten convencer de que son la única alternativa. Esa gente no nos representa y no va a gobernar, malgobernar, con nuestro voto.

Hace cuatro años lo tuvimos claro. Ahora está más claro aún. La diferencia es que ahora nosotras mismas nos hemos organizado y nos presentamos a las elecciones. A pesar de todas las zancadillas que nos han puesto, a pesar de las falsas acusaciones, a pesar del ninguneo y el desprecio. Hemos llegado hasta aquí y ese debe ser nuestro orgullo en estos días.

A quienes no lo tienen claro aún les digo: reflexionad, pensad en lo que os ofrecen los y las de siempre.

Aguirre y sus secuaces nos han robado hasta las entretelas. Ahora ella dice que no se enteró de nada. Y yo os pregunto: ¿Queréis que os gobierne una persona que no es capaz de gobernar su partido? ¿Pensáis que alguien que no ha sabido elegir a sus colaboradores antes lo va a saber ahora? ¿No teméis que con su ojo de cazatalentos vuelva a elegir a quienes mejor sepan robarnos?

Rita y su banda llevan viviendo del erario público a cuerpo de rey años y años. ¿Creéis que por cambiar de legislatura van a dejar de hacerlo?

La Cospe ha cerrado escuelas, externalizado gran parte de la Sanidad y eliminado funcionarios pero no cargos a dedo. ¿No pensáis que si vuelve a ganar va a creer que lo ha hecho de p.m. y seguirá recortando más y más?

Valcárcel, en Murcia, no les va a la zaga a las tres gracias de más arriba. Ha convertido a la región de Murcia en una Little Italy de libro. Si no eres de los nuestros, olvídate, no te comerás un colín.

El mismo estado mafioso y clientelar abusivo está establecido en Galicia o en Andalucía, por no hablar de Canarias, Cataluña, Castilla y León y Extremadura. O te sumas a la famiglia, o te mueres de asco. No se si me habré dejado alguna comunidad por nombrar. Si es así, que me perdonen.

Y en el día a día, ¿acaso no tenemos motivos de queja? Todas conocemos casos de gente dependiente, gente anciana, con disfunciones de movilidad, discapacidades, enfermedades raras. Gente que ha perdido parte de sus ingresos y no recibe ayudas a la dependencia. Gente que sufre el día a día por esos recortes que se han gastado en las chorizadas de los talentos de la Espe o en los dispendios sin límite de lady caloret, en los rescates bancarios o de las autopistas.

¿Cuánta gente parada tenemos entre nuestras amistades y familia? ¿Cuántas personas cercanas están con infraempleos o emigrados para buscarse la vida? Y todavía tenemos que escuchar que la crisis ha terminado y que ya nadie habla del paro. Y lo dice la cabeza visible de toda la trama corrupta, quien dice gobernar.

¿Quién no conoce a alguien que ha perdido su casa? ¿Quién no conoce a un emprendedor arruinado de por vida? ¿Quién no sabe de una familia con niños que pasan hambre? Mientras, los bancos y las grandes empresas de suministros baten récords de beneficios. Las grandes fortunas del país son cada vez más ricas y ahora, en lugar de un rey, mantenemos a dos.

¿Qué mas necesitamos para salir a la calle y no volver a casa hasta que toda esta corrupción haya sido barrida?

Pero claro, olvidaba que con la Ley Mordaza ya no podremos salir a la calle.

Reflexionad: hubo un día que el resultado electoral de unas Municipales lo cambió todo. Fue en 1931. Han pasado muchos años. ¿No va siendo hora ya de volver a tomar las riendas de nuestras vidas?