Crónicas Afganas

Huyendo del Infierno

Vuelvo a retomar estas ‘Crónicas afganas’ en un viaje que me llevará por varias de las zonas más calientes del sur del país. Pero antes de sumergirme en Helmand, Kandahar o Marjah he hecho una pequeña escala técnica en Kabul...

En la capital de Afganistán se levantan varios kilómetros de plásticos blancos que bañados por el sol y mecidos por el viento se asemejan a un mar en calma. Pero nada tiene que ver... Es uno de los cientos de campos de desplazados internos que se levantan por todo el país. Miles  de afganos se han visto obligados a abandonar sus hogares para escapar de las garras de una guerra que comenzaba a horadarles la vida.

He preferido dejaros una ‘video-crónica’ para que podáis ver con vuestros propios ojos el desamparo de los más necesitados en un país que se desmorona a pedazos.