Apuntes peripatéticos

Trampa mortal

No se habla más que de economía, pero a los legos apenas se nos explica nada. El telediario de las tres da por supuesto que el público llano entiende el vocabulario económico desplegado allí un día sí y otro también, pero me imagino que la gran mayoría no tiene idea de lo que es una prima de riesgo. Me incluyo, naturalmente.
El vocabulario. La señora que informa para dicho espacio acerca de los vaivenes cotidianos de los mercados suele referirse a los "inversores" que "han apostado" por tal o cual valor. Son eufemismos, ya que no se trata de inversores en el sentido clásico del término sino de especuladores jugando a la ruleta de la ganancia rápida. Apostando, eso es. Un inversor no pone su dinero el lunes para sacarlo el martes.
¿Alguien sabe realmente algo de economía, más allá de lo obvio? ¿Los economistas, por ejemplo? Y si es así, ¿por qué no se ponen de acuerdo sobre cómo superar la crisis?
Pienso en el Banco de España. ¿No es una de sus funciones otear desde arriba la economía nacional y, cuando hace falta, avisar sobre tendencias peligrosas? ¿Ustedes recuerdan que, durante el boom de la construcción, nos advirtió del inmenso riesgo que suponía tal locura? Yo no. ¿Dónde estaban entonces aquellos señores? ¿No cabría ahora un mea culpa?
Por mí sólo entiendo que hemos vivido mucho más allá de nuestras posibilidades en un mundo de crédito fácil donde nos decían que, si queríamos algo, lo podíamos tener ya, pero ya, y pagar después. Era una trampa mortal. Y aquí estamos.