Opinion · Puntadas sin hilo

Tía Angela

Tía Angela llega mañana y nos va a recomendar-exigir rebaja de salarios y más retraso en la jubilación si queremos participar en la tarta. Tía Angela es muy buena y nos quiere mucho. Tanto como su primo Sarkozy, y, por si no se acuerdan, los dos eran muy de derechas, o eso nos parecía cuando nosotros éramos un poquito de izquierdas, socialdemócratas creo que se llama, y ahora son nuestros tutores.

¿Pero no le vamos a explicar a tía Angela que aquí lo importante no es que te rebajen el salario, sino tenerlo, porque hay 4.696.600 niños, ninguno  banquero, que no lo tiene?  ¿No vamos a explicarle a tía Angela que el 48% de los que lo tienen llegan apretados a fin de mes? ¿Ni que los hogares con todos sus miembros sin trabajo llegan a los 1,32 millones? ¿La tarta es de crema o de veneno?

¿No le vamos a explicar a tía Angela que trabajadores y pensionistas declaran una media de 7.200 euros más que profesionales (médicos, abogados, etcétera) y autónomos? ¿No le parece sospechoso? ¿No le vamos a explicar que los españoles seguimos soportando la decisión adoptada por el señor Rato, y mantenida por el señor Zapatero, de rebajar de cinco a cuatro años el plazo de prescripción fiscal, que ocasionó un perjuicio de 280.000 millones en cuatro años, con los que no habría déficit?  

¿Ni que  nuestros salarios están por debajo de la media europea y suben ocho décimas menos que el coste de la vida?  ¿No vamos a informarla de que – ya, ya sé que es demagógico –  BBVA, por citar uno, ganó en 2010 un 9,4% más? ¿Ni que la constructora ACS repartió en stock options a Florentino Pérez y 38 ejecutivos 430 millones en los últimos tres años de plena crisis, 100 de ellos para Pérez? ¿No vamos a explicarle que los trabajadores españoles viven con la angustia y el miedo del despido? ¿Quiere decir que si los salarios fuesen  más bajos habría menos despidos, como si no fuese conocida la voracidad de los empresarios? ¿Sabe cuántos mileuristas hay, cómo se vive con mil euros, y eso los privilegiados? ¿Sabe que semánticamente jubilación viene de júbilo, pero no para los jubilados españoles, a los que estos días les han recortado de modo sustantivo sus pensiones futuras, sin cargo de conciencia alguno?

 Entonces, ¿qué le vamos a explicar y a qué viene tía Angela?