Puntadas sin hilo

La sentencia y los futuribles

 

Si SORTU hubiera condenado el pasado de ETA y pedido su disolución, ¿el Tribunal Supremo habría legalizado el nuevo partido vasco? Dudoso. La sociedad española ha sufrido tanto con el terrorismo que no quiere congraciarse con nada que pueda tener, justa o injustamente, la menor resonancia con él, y es posible que los magistrados del TS, que forman parte de esa sociedad, se abstrajesen de la estricta legalidad y se obnubilasen ante esta psicosis colectiva.

Desde un punto de vista casiprofano el más contundente argumento para esta no legalización sería y es a sensu contrario algo tan elemental como: si SORTU no tiene nada que ver con ETA, ¿qué inconveniente tuvo para no condenar su pasado y pedir su desaparición, aun no estando en sus manos tal disolución?

Tampoco hubiera estado de más manifestar el dolor por las víctimas causadas por ETA. Al no hacerlo, permanece una sombra de duda. La sociedad no quiere que esto se salde con un pelillos a la mar, aquí no ha pasado nada y ETA allá ella. Ese dolor permanece y no solo en las propias víctimas sino en el corazón y la conciencia de los españoles, y ya se sabe que los magistrados del TS también tienen corazón y conciencia.

En la sociedad vasca no se tiene igual percepción y puede decirse que en su inmensa mayoría la sentencia ha causado decepción. El futurible es si se agudizarán brechas y enconamientos. Puede dar lugar a un reforzamiento del nacionalismo menos complaciente. Tienen a su favor que nadie, ni nosotros, reniega por completo de su pasado. La Historia de España lo certifica. Y no se sabe, el gran futurible, que hará el 20% de abertzales sin que se les conceda representación política.

SORTU todavía estaría a tiempo de completar sus posiciones ante el Tribunal Constitucional, que podría hacer un esfuerzo, - dada la trascendencia del tema y aun siendo un recurso de amparo ordinario -, para resolver antes del cierre de plazo para concurrir o no a las elecciones vascas.

Futurible final: ¿se mostraría la misma satisfacción si el Tribunal Constitucional revocase la sentencia?

Y aún una apostilla: El hecho de que la sentencia del TS se haya acordado por 9 votos frente a 7 no la menoscaba en absoluto. Miles de sentencias se alcanzan con votaciones apretadas.