Puntadas sin hilo

Los funcionarios

 

 

Lo mismo que un humorista pensaba que el campo es eso que hay alrededor de las vacas, muchos españoles creen que un funcionario es alguien que tiene un trabajo fijo, cobra mucho y no da golpe. El ya cada vez más famoso Juan Rosell, presidente de la patronal CEOE, también dijo en su conferencia de anteayer que a los funcionarios hay que evaluarlos para hacerles ver que no son dueños de su puesto de trabajo, y se refirió expresamente a los empleados públicos ineficientes y prepotentes. ¿Se refiere el señor Rosell a médicos, jueces, enfermeras, fiscales, maestros, bomberos, policías, carteros, militares, notarios, registradores o solo al tópico de las plantillas de Ministerios? Vigilémoslos, pues. Vigilemos a todos, trabajadores incluidos, menos a los empresarios eficientes o ineficientes.

Olvida el señor Rosell que:

a) Han hecho una oposición y oposiciones restringidas, y los que no, son personal contratado.

b) Todo Estado debe tener una estructura más o menos estable. Cambiarlos cada cuatro años supone un descalabro social. Lo que hay es hipertrofia de cargos políticos y asesores, especialmente en las Comunidades Autónomas.

c) El Estado es el que peor paga, sus sueldos son más bajos que los que paga la empresa privada.

No llegan a tres millones frente a 20 millones de ciudadanos en edad útil.

d) Sus horarios laborales se igualan con los de la empresa privada.

e) Funcionan mucho mejor o al menos igual que las empresas privadas. Recuérdese simplemente cualquier cambio de número de teléfono, reclamaciones por defectos de la luz, etcétera. En todas partes hay maulas.

f) Si pides excedencia superior a diez años, pierdes el puesto.

g) Existen controles por parte de la Administración, no hace falta la ayuda del señor Rosell.

No está demás decir que la CEOE mueve 587 millones y de cada 10 euros que ingresa 7 son de subvenciones públicas del Estado directamente o de las Comunidades Autónomas. Tiene el doble de presupuesto que el Congreso y el Senado juntos. No rinden cuentas. Tiene 486 sedes. Su junta directiva la componen 221 miembros. Tiene 3.729 personas en plantilla, se supone que eficientes.

La poca estima hacia los funcionarios se debe ni más ni menos que a la envidia, y porque despotricar es muy fácil. Los funcionarios se lo han currado y curran. Si el sueño de todos los españoles es ser funcionario es un sueño que todos pueden conseguir.

¿Es eficiente o ineficiente el señor Rosell? ¿O es un depredador de la paz social?