Puntadas sin hilo

La raya roja de la vida

Lo siento. Sé que este artículo no les gustará nada. Sé que es un artículo triste, demagógico, sentimentaloide. Sé que les parecerá insuficiente, superficial, inútil. Sé que no hay derecho a ser un cenizo permanente, un portador de pesimismo crónico. Sé que no se puede aliviar la conciencia con unas líneas, sé que les decepcionará y abandonarán la lectura en cuanto sepan de qué trata. Pero necesitaba escribirlo, física y mentalmente:
El Presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, cuya filiación política ignoro, ha declarado con pleno conocimiento de causa que ‘el hambre está instalada en la provincia. La padecen literalmente muchos ciudadanos, cada vez en mayor número. Están necesitadas personas que hasta ahora podían ser consideradas como de clase media. La Diputación destina dos millones al Plan de Emergencia Social, de ellos uno y medio repartido a través de los ayuntamientos para higiene básica, ropa, calzado, alquiler y pago de electricidad o gas, y el otro medio a la compra de comida que será repartida por organizaciones no gubernamentales como Cruz Roja o Cáritas. Cada unidad familiar tendrá una ayuda mensual de 30 euros para alimentación de cada uno de sus miembros, y si hay menores de tres años, éstos tendrán una ayuda de 60 euros al mes’.
¿Cuántas Ciudad Real hay en España? (Ya, ya sé que en otras partes del planeta el drama es mucho mayor, pero ahora estamos hablando de España). ¿Podemos permanecer indiferentes a esto y a descargarnos en la mínima caridad o solidaridad? Aun ahora, en plena crisis, la renta por habitante en España es altamente aceptable. Y altísimamente injusta y mal repartida, como se ha dicho tantas veces. Unos tienen de todo y otros no tienen de nada. Mientras nosotros estamos preocupados con Cristiano Ronaldo y La Roja. Esto no lo podemos reducir a una queja, a un lamento, a un desahogo. Esto no lo podemos frivolizar. Esto hay que solucionarlo, no hay nada más importante en ningún orden moral, político, social o económico.
Señor Rajoy, basta ya de cuentos contables y trolas económicas. Basta ya de futuros inciertos de crecimiento. Reparta usted lo que hay. Usted no puede ser el Presidente que institucionalice la pobreza en España, usted por su decencia política y personal no puede permitir que España retroceda y nuevamente se convierta en un país de pícaros, señorones, lazarillos y menesterosos de atrio y sopa boba, como en las películas y en la historia. Usted tiene que reajustar los Presupuestos ordene lo que ordene Europa, no traicione usted a los españoles más desfavorecidos, usted que acusó a otros de traicionar a los muertos, debería usted sumar cuánto es el total de lo que ganan todos los cargos públicos del Estado, se quedaría asombrado, usted no será un honrado gobernante si se gasta un solo céntimo en armas mientras haya españoles que pasen hambre, usted que con que permitiera que dos inspectores de Hacienda pudiesen investigar y sancionar en libertad total el fraude de los poderosos y lo destinase a los desfavorecidos no existiría pobreza en España, señor Rajoy, usted no puede ser un gobernante sin alma, sabe que si de verdad quiere puede erradicar la pobreza sin tantos rodeos ni jeribeques de crisis y crecimiento, usted sabe muy bien que aunque esas medidas económicas que toman fueran las adecuadas tardarían varios años en causar efecto y no se puede tener a miles de españoles pasando hambre durante ese tiempo, usted podría ser el Lula da Silva español, ¿sabe quién es-fue, usted puede liberarnos a los españoles de sentirnos culpables. ¿Sabe usted que en el mismo Madrid hay cientos y cientos de niños que se desmayan en sus centro escolares porque no han comido en todo el día, ni en la cena, ni en la merienda ni siquiera han desayunado, y solo pueden hacer una comida al día que llevan en un tuper que les prepara su madre porque han suprimido las becas de comida y no pueden darles otra cosa? ¿Y sabe que llevan en la fiambrerita por toda comida?: arroz cocido sin nada, o una pasta cocida también sin nada que no sea agua, si acaso una minicroqueta que vaya usted a saber de qué esta hecha, y un pequeño plátano. ¿No lo cree? Si quiere yo le facilito alguna dirección de esos centros escolares.
Desgraciadamente nada de eso va a ocurrir. España ha caído en el pozo de la vergüenza. Y a nosotros se nos habrán pasado esos dos minutos de pena, y ellos, los pobres y próximos pobres de todas las diputaciones de España, soportarán como puedan su desgracia, irán a la cola donde den algo de comer. Y tal vez sin rencor lo atribuirán al acto fortuito de ser pobres porque lo quiso el destino. Triste España, triste mundo, tristes ricos, tristes gobernantes. Es ternurismo, pero no me duele España, me duele que haya españoles que pasan hambre, que serán, a partir de ahora, los únicos que me merezcan respeto.

---------------------

Gota ELECTRIZANTE: La industria eléctrica prevé otro aumento del 3,5% en el recibo de la luz. Pobrecitas compañías eléctricas.

------------------------

Gota BASURA: Si casi todos los bancos son basura, ¿por qué hay que salvarlos?

---------------------

Gota de AGRAVIO: Fomento da 290 millones más a las autopistas de pago para salvarlas. Han tardado un día en hacerlo. Cuando les conviene, hay dinero para proteger a los ricos.