Opinion · Puntadas sin hilo

Estoy triste

Estoy triste porque Messi, Cristiano Ronaldo y muchos otros futbolistas cobran más de diez millones netos de euros anualmente y en cambio pase inadvertida la propuesta de Izquierda Unida para crear en Andalucía un Banco de Alimentos a gran escala, controlado por la Administración, con aliados en las cadenas de distribución, con los excedentes de transformación de productos, con los alimentos próximos a la fecha de caducidad, es decir, con lo que sobra, y con los que donen los particulares.

Sí, sí, efectivamente la caridad es muy mala y lo contrario de la justicia, pero más mala es el hambre. Como dice IU andaluza hay suficientes viviendas y comida para todos los españoles. No se trata de expropiar ni robar, se trata de racionalizar mínimamente el reparto de lo necesario para vivir, para recuperar la vergüenza y la dignidad que nos exigimos como personas, e impedir con las normas posibles y legales del Gobierno, en este caso la Junta de Andalucía, que los ciudadanos desesperen de la vida.

Propuesta que debería extenderse a todos los territorios de España. Es indecente que los activos tóxicos de los bancos nacionalizados sean de 75.000 millones, es indecente que Madrid tenga una deuda de 7.000 millones, y Valencia de 6.648, y así en todos los puntos del país, son indecentes las brutales pensiones e indemnizaciones de banqueros y altos cargos oficiales, son indecentes aquellas promesas electorales de felicidad, todo es indecente. La situación de Andalucía y de varias Comunidades es alarmante. Alarmante para nuestra condición humana.

Este Banco de Alimentos, con múltiples sucursales en pueblos, no es una afrenta, no es la caridad de Caritas a su arbitrio, con posibles favoritismos ni otras exigencias o límites, y que, por cierto, no la financia la Iglesia Católica, sino nosotros. Una Banca de Alimentos pública, es, sería, ¿será?, el principio de nuestra regeneración democrática y constitucional. Si la Junta de Andalucía hiciera suya esta propuesta, su alianza política con el PSOE andaluz estaría plenamente justificada. Ya, ya, háblenme del futuro, háblenme de que sería crear vagos, de que es humillante, de que es un disparate que un Gobierno se rebaje a esa actividad concreta, háblenme de lo que quieran, pero el drama del hambre y la miseria estaría resuelto, al menos parcialmente. El Banco de Alimentos no va a repartir langostas.

Si no estamos tristes por esto, ¿por qué, con más causa, podemos estarlo? Incluso le podemos ofrecer a Cristiano Ronaldo ser presidente de honor de ese banco. Tal vez así se le pasar su tristeza.

¡Sería tan larga la lista de razones para estar triste con fundamento y no por capricho! Por ejemplo, la amarga paradoja de que en España haya millones de viviendas vacías y millones de ciudadanos sin vivienda.

———————

Gota del ESCÁNDALO OFENSIVO: La ex Defensora del Pueblo cesante también solicita una indemnización de 180.000 euros. El Defensor ya la cobró. El Congreso ya tramita la de los dos últimos Presidentes del Tribunal de Cuentas. Suma y sigue.

————————

Gota LABORAL: ¿Hay alguien a favor de los minijobs?