Puntadas sin hilo

Lo de hoy

No es fácil que la acción popular de hoy termine en éxito, habida cuenta de la capacidad preventiva y represiva de este Gobierno tan simpático y tolerante. Pero si no fuera así y constituyese un hito ciudadano, ¿qué pasaría?, ¿alguien puede pensar que el Gobierno o el Jefe del Estado iban a dimitir, que el Congreso de los Diputados - catedral de la palabra en la que la hicieron sonar Ortega y Gasset, Rafael Alberti, Manuel Azaña, Pasionaria, Calvo Sotelo, Indalecio Prieto, Castelar, Roca Junyent, Julio Anguita, Felipe González, Manuel Fraga, y hasta Baltasar y Alberto Garzón -, se disolvería, y se daría paso a un cambio de sistema político sin trauma o con trauma alguno? Este otoño será primavera en España, pero no así, en la improvisación, en el desconcierto y en el caos.

Sin, bajo palabra, el menor ánimo de desmoralizar, lo que ocurrirá hoy será que quede un regusto exculpatorio y de futuro. Se ha hecho lo que se ha podido, son unos bestias, pero el camino está trazado, ha sido un buen comienzo. Impulsos voluntaristas, que ojala se consoliden aun en un panorama tan poco halagüeño. La queja y la semilla. Con un Gobierno y una clase política en general satisfechos porque han desbaratado, ni siquiera ha sido precisa aplastarle, la revolución, este intento de golpe de Estado, como arteramente lo han llamado conspicuos representantes políticos. Las Fuerzas de Seguridad echaban calderos de aceite hirviendo para impedir el asalto al castillo, a Fort Democracy, al cuartel de invierno.

¿Qué hacer, en consecuencia, que no sea solo caer en el desencanto, en la ira apagada, en la rabia contenida? Somos más, pero ellos tienen más fuerza. ¿Es ajena la razón a la política, y organización y administración de un país? Saquemos conclusiones válidas, renunciemos a las disculpas ingenuas, preparemos el futuro con habilidad. ¿Por qué no intentamos infiltrar en el sistema agentes secretos de la democracia, de ‘nuestra’ democracia, guerreros sin reposo, lúcidos teóricos? Desde dentro haremos más daño y podremos cambiar lo que queramos. Es una forma de soñar despiertos, como son los verdaderos sueños, porque ¿cuántos decenios han de pasar, cuántas docenas de elecciones han de celebrarse, cuántos cientos de miles de lamentos e increpaciones han de darse antes de que las múltiples y dispersas izquierdas y rebeldes comprendan que consensuar en igualdad y todos ceder es imprescindible para impulsar el progreso, económico e intelectual, de España y de la Humanidad? Seamos humildes y saquemos de hoy una conclusión: solo los podemos rodear con el voto. El voto no es una coartada, no es un alargamiento del sistema. El voto es el único medio del que disponemos los débiles para hacernos fuertes. Lo demás, lo de hoy, son estímulos.

---------------------------

Gota ANIVERSARIO: Hoy cumple 80 años Adolfo Suárez, quien, como saben, padece de alzheimer, es decir, no recuerda. Los demócratas españoles le recordamos.