Puntadas sin hilo

Cobarde Catalunya, cobarde España

Sé que vivo fuera de la realidad social y que probablemente soy un mal español, pero me da exactamente igual que Catalunya se independice o no, mi pulso no se alterará ni un dígito. Y me parece de una enorme ingenuidad creer en la necesidad de la recuperación de afectos, si es que alguna vez los ha habido. Entiendo que es una cuestión de intereses económicos y de ansias nacionales originales o imbuidas. No creo que los argumentos históricos sean determinantes; son una disculpa, y la historia es un cadáver que se entierra todos los días y contada por cada uno a su manera.

Pero pienso que las dos partes están tendiendo una actitud muy cobarde, Catalunya por plantearlo como un todo o nada que estaba latente, y por solicitar dos preguntas concatenadas y no una sin ambages, como hubiera sido lo procedente, dado que han pasado directamente del derecho a decidir prometido al derecho de autodeterminación efectivo. Y España porque no ha facilitado que los catalanes pudieran hablar en libertad, y tratar de imponer el autoritarismo total. Con lo que las hostilidades quedan abiertas, sin ninguna otra posibilidad que la de la represión y la disidencia continuas. Ante esas posiciones de máximos en que estamos, no hay marcha atrás y todo queda envenenado.

Ello conllevará inestabilidad política y económica en el país, con Catalunya incluida. Ya nada será como antes, que, sin ser bueno, era soportable. A partir de ahora todo será crispado y entre enemigos aun no oficialmente declarados.. Pero nunca volverán las aguas a sus cauces, por mucho que ambas partes y hasta los propios ciudadanos finjan.

Creo que ganará el Estado y perderán la libertad y la democracia. Creo también que, por fortuna, la violencia no ocupará lugar y no por propia voluntad, sino porque ya no es posible en el marco en que nos movemos. Barrunto que la involución española se fortalecerá, y la resistencia catalana también. Creo que las dos partes han sido y son cobardes y pusilánimes y seguirán siéndolo. La aversión no es conciliable ni el talento político tampoco.

Y lo más sorprendente es el escaso interés que asunto tan relevante suscita entre los españoles.

______________________

Gota OTRA DE TIRAR DE LA MANTA: El juez relevado del caso Blesa y ahora querellado por prevaricación y ataque a la libertad individual, amenaza con tirar de la manta y poner en crisis al sistema porque si cuenta todo lo que ha sucedido alrededor de este asunto generaría una situación institucional insostenible. O sea que no tirará de ninguna manta; todo el que hace esa amenaza nunca tira, y si lo hace no hay nada debajo de la manta.