Puntadas sin hilo

Si el país lo necesita

¿Pero cuándo lo necesita el país, cuándo se necesita que los dos partidos mayoritarios formen una gran coalición, como afirma el jarrón chino González= ¿Cuándo el partido se resquebraje y no sea posible formar gobierno con el apoyo de otra fuerza distinta? ¿O eso no es democrático, aunque el pueblo lo quiera? ¿Cuándo no sea posible ni con otra fuerza y solo quede la posibilidad de la conjunción de los dos ex grandes partidos? ¿Pero la democracia no es contradicción, qué contradicción puede haber entre dos fuerzas antagónicas compinchadas? ¿Está el país en trance de desaparición, de irreversible hecatombe? España no es Alemania mientras no tenga su industria, su ciencia y su poderío y sus intereses económico-nacionales sobre el resto de Europa. No vale, pues, el ejemplo. ¿Es imaginable esa gran coalición en Estados Unidos entre demócratas y republicanos? ¿O en Reino Unido? ¿Qué hacer, entonces si se diese el caso? Gobernar en minoría con lo que se tenga. Comprobar hasta dónde son malvados los partidos que no están dispuestos a ayudar, pero sí lo están dándoles su parte de tarta. ¿O es que efectivamente en lo sustancial son lo mismo, y además es lo que los banqueros y poderes financieros quieren, además de los pusilánimes de ambos partidos? La democracia se acabaría en España si tal acuerdo se produjera. Todo pasaría a ser una farsa, una componenda, una estafa mayúscula, una dictadura de las mayorías. ¿Está España en esa situación de emergencia? ¿Arreglarían el paro en ese contubernio? Ni capaces son de aliarse solo para eso. El Parlamento sería un pesebre. ¿No habrá sido una artimaña del jarrón chino González para luego decir donde dije, y dar ocasión para que el secretario general actual lo desmienta y así reafirmarse en el cargo? Ya todo puede esperarse en esta rayuela política. Dice el eslogan de la agencia inmobiliaria idealista.com que ‘Nada es para siempre’. Pues eso, tampoco tiene por qué ser para siempre el bipartidismo excluyente. Todos los partidos políticos están en alquile o en venta. Razón en la portería del pueblo.

Solo una pregunta (más): ¿Por qué los periodistas se pirran por entrevistar a jarrones chinos y ex presidentes de honor si, por mucha experiencia que tengan, los ciudadanos ha tiempo que los rechazaron? Por lo visto no les basta con las puertas giratorias y caen en la melancolía del poder.

Y un apéndice al margen: IU se enajena políticamente en Extremadura y conforma y se coaliga con la bestia, perdiendo todo su prestigio.