Puntadas sin hilo

El sueño de una noche aún de verano

Media España sueña con que Podemos arrase y revolucione la política y la convivencia.

Pero media España, o más, sabe, sin soñar, que solo será posible, si lo es, una mínima regeneración democrática, ridícula expresión, e insuficiente, por tanto.

Es claro que el PSOE tendrá al menos el 20 % de los votos, aunque lo dirigiese Paquirrín.

Lo mismo que el PP tendrá el 30 % aunque lo dirigiese Manolo, el del bombo, que no sé yo si no lo dirige.

Izquierda Unida se ha convertido en un decorado de cartón-piedra para las viejas películas.

La luna de Catalunya ya no es tan alta; era una cometa que volaba hacia la libertad, y Pujol se enredó y ahorcó con el hilo.

Montoro amenaza, Montoro anuncia, pero todo el mundo sabe que no pasará nada, no investigarán origen de fortunas y el clan Pujol saldrá libre, Catalunya dejará de volar y el Estado la recompensará, como siempre, en lo económico. Bárcenas ha pasado a ser un recuerdo, una reliquia, una historia sin interés, en el PP están asombrados de lo malos que son los demás.

La lechera prepara sus cántaros, pero la izquierda los rompe antes de comenzar el reparto.

Monedero, ¡qué miedo da ese hombre! Alfonso Guerra, ¡qué decepcionante vejez!

Los bancos bien, gracias.

Nadie murió bajo las apiñadas sombrillas de Benidorm.

El PP se traviste de demócrata.

El paro, esa cifra oscilante y resignada.

España, segundo país de la UE donde más han caído los salarios, confirma la OCDE.

Gente fatigada, gente doliente. Ya solo el padre Ángel se ocupa de ellos.

Los príncipes ya reyes empiezan a parecerse a un sello de correos.

España limita al norte con Alemania.

Un cronista deportivo dice que en los ojos de Casillas se refleja miedo.

El mundo está en guerras, pero están lejos.

La economía, esa gran meretriz del capitalismo.

Amanece, que no es poco. Comienza la farsa. La gente deambula abstraída, con sus smartphones en la mano, hablando sin preocuparse con la incertidumbre del destino. Todo es política. Nada es política. Tantas mediaEspaña. Loor a los que no dudan.