Opinion · Puntadas sin hilo

Podemos: comienza el calvario

Según la iconografía generalizada y admitida, Jesús de Nazaret tenía el suficiente pelo para recogerlo en coleta, lo que no se sabe si hizo en algún momento de su azarosa vida, pero sí se sabe que lo crucificaron por sus postulados político-revolucionarios, lo mismo que le puede pasar aquí a Pablo Iglesias, aunque sus apóstoles sean millones. Toda la política española de los próximos meses girará en el tema único de descalificarlo y hacerle ver como un peligroso enemigo de lo establecido, que creo que es la democracia.

Hasta las elecciones generales no habrá nada importante sobre lo que hablar. Ni siquiera durante las municipales y autonómicas de mayo. Todo está hablado, cada cual en su posición. El Gobierno y el Partido Popular repetirán hasta la saciedad que la economía ha mejorado y que ya estamos saliendo del agobio, aunque la ciudadanía lo desmienta. El PSOE por boca de su Secretario General dirá que será el partido que devuelva la dignidad y le decencia a la política, Izquierda Unida tratará de llegar a la orilla, y Podemos insistirá en que, con la cruz a cuestas, van a ganar. Nadie se saldrá del guión y todo lo demás será complementario o aleatorio. O gana Podemos y se presentan nuevas perspectivas, difíciles de realizar, o no gana y todo sigue igual con un poquito más de cuidado y menos de desvergüenza.

¿Puede ganar Podemos? Puede, aunque lo tiene difícil. Principalmente por tres cosas: 1. Catalunya. El hecho de apoyar su derecho a decidir sobre la independencia se le volverá en contra, aun con reforma constitucional si la consiguiera, en cuanto los demás partidos comiencen a machacar sobre ello y el grueso de españoles se asuste. 2. Si centra la economía en el reparto de la riqueza existente y no en la creación de más riqueza, si incide exclusivamente en gravar a los ricos, también se lo desmontarán. Con eso no basta, ni siquiera para reducir el paro. Lo importante y necesario es abrir nuevas vías, que no es fácil y hasta ahora, por lo ya tantas veces manifestado por Iglesias, no se vislumbra cómo. 3. Es de esperar que alejen el fantasma del comunismo, que, en mi criterio, la sociedad española rechaza. Bien está lo de las renacionalizaciones de lo privatizado, como autoriza la Constitución y siempre que se haga con tiento y mesura, digamos que solamente en las industrias básicas para la vida. Si este punto no lo precisa y hace comprender a los españoles, se le echarán encima con lo del comunismo y demás.

Y por supuesto habrá de tener cuidado extremo con lo de la corrupción. Cualquier desliz les hundiría.

Ahora que ha entrado triunfal en borriquillo en la Secretaría General de su partido, sin ser hijo de Dios ni Mesías, seguiremos viendo a Pablo Iglesias hasta en la sopa, diciendo, pienso, lo mismo, y ese será un buen barómetro para saber si se mantiene, sube o fatiga. La televisión, la radio y los periódicos serán su catacumba, su Parlamento, mientras en el de verdad los demás se encocoran y agreden. Aflorarán quince o veinte casos más de corrupción, pero esos ya no cuentan, los votos o no votos ya esperan urna sin que los nuevos casos les afecten. Llegaremos a meta con el descrédito total, las desigualdades aumentadas, y los dados de la suerte por echar. O sea que no habrá nada sustancial de lo que hablar, salvo desprestigiar a Iglesias y su nueva iglesia política, y, seguramente, sin variar lo que ya ahora pensamos. ¿Saldrá de las urnas Podemos con un chupete, o habrán logrado crucificar a Iglesias?

_______________________

Gota ECHENIQUE: Maravilloso y deseable que Pablo Echenique se presente como candidato a presidir la Comunidad Autónoma de Aragón.

____________________

Gota CAYO LARA: Cayo Lara ha sido un político honestísimo personal y políticamente. Pero ha demostrado que ello no basta ya no para alcanzar el Gobierno, sino ni siquiera para aproximarse a esa posibilidad. Queda la duda de si ello se debe a su falta de encanto y arrastre o a que la opción política que representa no cuenta con la predilección de los ciudadanos. Si IU con Alberto Garzón y Podemos con Pablo Iglesias no llegan a una colaboración mutua y firme, será para despreciarles a los dos. Porque todo es bueno, y necesario, para el convento.