Puntadas sin hilo

Si dimitieran 2.000 cargos

¿Pero qué broma es esta de que una señora, acusada judicialmente de lucrarse como partícipe en los actos delictivos de su marido, dimita o sea obligada a dimitir de ministra y permanezca como diputada o representante del pueblo justo el día en que se va a debatir sobre corrupción en el Congreso de los Diputados? ¿Es indigna para ser ministra y digna para ser diputada? ¿Qué pasa, que no le ha dado tiempo a buscarse una puerta giratoria?

¡Y pensar que si dimitieran 2.000 cargos, España daría un paso trascendental en su regeneración democrática, y no esas triquiñuelas que se traen los partidos con su grotesca Ley de transparencia! Sería mano de santo laico.

Y lo sorprendente sería que el país seguiría funcionando y mejor.

Porque se supone que los nombrados en recambio buen cuidado tendrían de no caer en tentaciones.

¡Joder, qué gusto! Sería como ducharse después de atravesar a pie el desierto de Gobi de la corrupción.

Los jueces podrían dedicarse a otros asuntos y la justicia medio se arreglaría.

¿O habría que pedir cuentas a los dos mil dimitidos? Dejarlos marcharse de gaviotitas y rositas sería muy duro de digerir, pero a lo mejor compensaba por el bien común conseguido.

Eso sí, por lo menos que no tuvieran puertas de bienvenida en otros menesteres sospechosos.

No creo que ocurriese que nadie quisiera ocupar ningún cargo. Sería tremendo tener que obligar a alguien a ocupar un puesto.

El problema sería la forma de designación de los nuevos. Porque por oposición podría haber chanchullos y recomendaciones para amiguetes y familiares. Y a dedo corríamos el peligro de volver a lo de antes. Tal vez todos por sorteo, renta básica de cargos. Peor que los dimitidos no lo iban a hacer.

Pero sería una maravilla salir por la mañana de tu casa y saber que la golfería había desaparecido. Ni un alcalde corrupto, ni un diputado viajando gratis, ni una ministra con globos para los cumpleaños de sus niños. Ah, y ni un obispo - los obispos son los gobernadores civiles del clero - con mitra manchada, ni ningún cura con ordenador borrado.

Te ponían una multa y la pagabas tan contento sin pretender huir. Las mujeres dejaban de ser tontas y se corresponsabilizaban con sus maridos. Aunque fueras infanta. Las obras públicas costaban mucho menos. Nadie cobraba comisiones. Ni enchufaba a sus suegras en los ERE. Los cursos de formación se daban de verdad. Los presidentes de las Comunidades Autónomas se enteraban de las irregularidades que se cometían en ellas. No había cuentas b. Suiza era un país extraño y distante. En las televisiones no se malgastaba ni un euro. Todo, todo era nuevo y daba gusto ser español. Total por dos mil puestos de nada. Por una ministra no hace verano. Lo terrible es que de los 2.000 cargos que puede haber en España, probablemente ¡solo 500! sean merecedores de destitución, pero desconfiamos de los 2.000.

________________________

Gota NACIONALISTA: Los ‘souvenirs’ de toros y sevillanas prohibidos en los escaparates de Tarragona. El Ayuntamiento regula que los productos turísticos expuestos en la calle solo podrán ser sobre Tarragona y Catalunya.

________________________