Opinion · Puntadas sin hilo

Deshojando margaritas

Deshojada la de Iker Casillas con un ‘no me quiere’ de Florentino, la De Grecia se complica cuando el ‘me quiere’ parecía inminente. Los tiburones son insaciables y han decidido alargar la tortura del pueblo griego, aun habiendo éste cedido a todo lo que le exigían antes del referéndum. Lo que quieren los escualos no solo es hipotecar a Grecia para toda la vida, sino que el actual Gobierno de izquierda renuncie. Ya lo dijo Varoufakis, el sosias de Montoro. Bien, sigan arrancando pétalos hasta que puedan colocarse la margarita deshojada de Grecia como trofeo y emblema en el ojal de la solapa. Unos europeos, entre los que estamos los españoles, esclavos de otros europeos que juegan a ser benefactores. Grecia, yo te quiero, a pesar de tus debilidades. Las democracias del sur existen y entre todas podríamos mandar a tomar por el culo a las del norte, que con sus pétalos se lo coman. Si el Gobierno de Grecia fuera de derechas, aunque fueran los culpables de todas las desgracias, una vez más estaría resuelta la caridad comunitaria.

La gran incógnita de la margarita de la derecha española es si el Consejo Político del PP celebrado este fin de semana será un éxito-lanzadera para las elecciones generales o no. “Si gana la izquierda, volverá la pesadilla”, sentenció Rajoy. Señor, Rajoy, la pesadilla es usted, el gobernante más cruel desde Franco (y desde antes).Y el más mentiroso. No ha dicho una verdad desde que llegó al poder. Usted, con su crueldad, ha creído que los españoles éramos cerdos y por eso nos echó margaritas envenenadas. Pero nonos las comemos. Simplemente no le queremos, a pesar de su grotesca pantomima de rejuvenecimiento. Son ustedes los mismos. Los que han generado desigualdad y pobreza, miseria cultural y educativa, y represión política. Usted ha abusado de su autoridad, ha utilizado el Parlamento como una máquina apisonadora. Ahora mismo habilita agosto para aprobar los Presupuestos del año próximo, de modo insólito y como gran farsa publicitaria. Lo de siempre: no aprobarán ni una sola enmienda. Para eso mejor que no prive a los diputados de vacaciones, aprobarán lo que les dé la gana a ustedes. Las margaritas lloran de pena.

Pero la más importante, y venenosa, margarita es, una vez más, la de la izquierda, considerando siempre al PSOE como centro basculante. Si alguien inició la regeneración necesaria y abrió cauces, fue Podemos. Con toda la premura obligada accedió a participar en las elecciones municipales en asociación con distintas plataformas. Pero siempre, desde el principio, dijeron que en las generales concurrirían con su marca. Ahora, el ya impresentable Alberto Garzón trata de boicotear esta gran esperanza, proponiendo un cóctel de siglas en el que Podemos desaparezca. Hace bien Iglesias en no ceder a la trampa y a la soterrada ambición de Garzón que intenta ocultar su fracaso y el de una Izquierda Unida que ya no se sabe en qué consiste, aunque como dice Iglesias “la nueva plataforma Ahora en común pueda lograr 500.000 votos y dos diputados y quitarle 30 a Podemos”, por el sistema D’Hondt que rige. El que quiera venir a Podemos, bienvenido sea. Quien no, suerte tenga, aunque flor de un día sea. Enhorabuena, señor Garzón, por su contribución a impedir que la remoción política sea un hecho en España. Veremos qué dice la gente, que es quien en definitiva deshoja la margarita en función de la justicia social. Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere, o a lo mejor Me quiere porque Podemos.

P.D. Rectifico: cambio «el impresentable Alberto Garzón» por «el dañino Alberto Garzón».

_______________________

Gota DOLOROSÍSIMA: Ha muerto Javier Krahe. Fui amigo de él en Si yo fuera Presidente. Desde entonces, tantos años ha, nos respetábamos y coincidíamos en la distancia. Siempre lo admiré como persona y como cantautor. Hasta en unas de sus últimas palabras estábamos de acuerdo: “Quiero que Podemos tenga muchos votos, pero no la mayoría absoluta.”

_____________________