Puntadas sin hilo

Correr delante de los toros es como correr delante del PP

Con la diferencia de que con el PP ha habido muchos más muertos y heridos por el asta del decreto y el derrote autoritario. Pero, parece, es lo que quiere la gente. Aunque el toro te empitone por el cuello y el cuerno te llegue hasta el cerebro en el ruedo del Congreso. El pueblo está contento y no está dispuesto a que se suspendan los festejos de las leyes laborales y económicas. Los diestros Guindos, Rajoy y Montoro componen la terna de lujo bajo la atenta mirada y mordaza de la Autoridad competente Fernández Díaz. Esta tarde se rejonea a Grecia y se pica, banderillea y se intenta matar a espada a Podemos, ganadería de nuevo cuño y gran acometida. Es la fiesta de la democracia. Desde su advenimiento, no ha habido ganadería política que haya sufrido tal persecución. No hay organismo político, judicial, sindical, económico, militar, eclesial, mediático o de cualquier otra índole tan atacado. Quieren alancear a Podemos como si fuera el Toro de la Vega. Aprovechan hasta los debates parlamentarios sobre los Presupuestos Generales o sobre Grecia para desacreditar a Podemos e infundir miedo, y sin que ningún partido de la oposición le eche un capote ante su ausencia al no tener todavía representación parlamentaria. Por lo visto no basta con cumplir las normas exigidas y solo tienen derecho a la existencia quienes designen los prebostes de la democracia. Ante el desprecio o indiferencia del pueblo feliz, las calumnias y trampas de los mamporreros del poder, y las disputas devastadoras de los no felices. Hasta la vieja Izquierda Unida trata de abrazarse a Podemos como un boxeador sonado para evitar que la noqueen. Vomitiva España. Goza destruyendo, impidiendo. Los defensores de Podemos ocupan las entradas más baratas y los peores lugares de los encierros. El PP y sus epígonos no soportan que alguien sea decente, como la alcaldesa Carmena. Si es preciso adulteran sus acciones o su biografía. (Es más, si Podemos tuviera talento y sentido práctico llevaría a Carmena como candidata a presidir el Gobierno de España. Arrollaría. Es afable, cercana y no causa el temor que pueda provocar Pablo Iglesias). No soportan que los nuevos alcaldes y presidentes de Comunidades autónomas no supongan una catástrofe bíblica. No soportan que estos ‘invasores’ no encarnen cantos de sirena ni imposibles sueños populistas. No soportan sigan representando a millones de humillados sociales. No soportan los deseos de cambio de millones de españoles. No soportan que no manden los de siempre y por eso les echan los toros y cabestros para que los españoles de buena baba corran hacia la libertad, esa meta, esa utopía, esa necesidad, esa próxima realidad. Puede que a Podemos lo maten, pero al menos habrá que darle la vuelta al ruedo. Podemos, la revolución inteligente. Porque más cornadas que el hambre da el PP.

______________________