Puntadas sin hilo

Cualquier cosa menos Rajoy

Escribe Jesús Maraña, con gran lucidez y capacidad de síntesis, que Rajoy pretende presentar las ya próximas elecciones como un plebiscito sobre la actuación del Gobierno del PP de modo que su continuidad sea la única salida positiva para la situación política española. Y yendo más allá, inmediatamente lo confirmó el propio PP al anunciar que la figura de Rajoy al frente del partido y del posible Gobierno es innegociable. Es decir, no solo el PP es imprescindible, sino también su actual líder. O sea, culto y adhesión inquebrantable al jefe. ¿Les suena a algo, a algún movimiento político que creíamos olvidado en España? César-Caudillo o nada.

Pues bien, aceptemos tal envite. Los españoles estamos hartos de salvadores. Y gran parte de ellos deseamos opciones más abiertas y no sujetas a la conminación. En contra de lo que él y su partido dicen, España no se hundirá en caso de sustitución de líder o de grupo político. Tenemos lo que él dice que tiene en exclusiva: sensatez y sentido común. España no puede depender de alguien tan burdo y ramplón como el señor Rajoy. Estamos ahítos de engaños y restricciones. Queremos abrir el campo a la democracia. Cualquier opción de las existentes, sola o en compañía de otras, es mejor y más sincera que la de Rajoy y su grupo. Si en el plebiscito del 20 de diciembre saliese triunfador, continuaría el desmantelamiento ético y social de España. Baste recordar que, según datos oficiales, la renta per cápita de España se estanca en niveles de hace más de una década, y que el índice de tasa de empleo ha retrocedido hasta registros desconocidos en 40 años. Y encima ahora han engañado a Europa con los Presupuestos Generales aprobados con intenciones electorales.

Incluso físicamente Rajoy ya aparece como un anciano frente al resto de candidatos, Rivera, Iglesias, Garzón.

Por eso (lo siento, exigentes máximos) yo me daría por contento con un gobierno del PSOE tutelado por Podemos, y hasta por Ciudadanos. Porque Albert Rivera ya ha contestado al envite del PP de la innegociabilidad de Rajoy diciendo bien clarito que no permitirá que sea presidente. Pero ¿cumplirá su palabra? ¿O su respuesta servirá para movilizar y potenciar al PP y llevarle a una nueva mayoría absoluta? Sí, estas elecciones serán un plebiscito: Todo, cualquier cosa menos Rajoy, el engañabobos de España. ¿No seremos capaces de echarlo?

______________________

Gota SOBRE EL DAÑINO ALBERTO GARZÓN:
1. Con una previsión de escaños de entre 35 y 40 para Podemos, y entre 1 y 3 para IU, resulta injusta la pretensión de Alberto Garzón de equiparación completa, aparte de sus problemas económicos y de orden interno, así como que unos están ‘virgenes’ y otros en retroceso.

2. Garzón no quiere traicionar a IU y afirma que se presentará con sus siglas, pero luego se presenta a las primarias de una descafeinada Ahora en Común, llevando en su lista de Madrid solo a dos integrantes de IU, con lo cual prácticamente desaparece.

3. Iglesias ofreció a Alberto Garzón sitio seguro de salida en las listas de Podemos para él y algunos más de IU.

4. Esta discrepancia acarreará la pérdida de un buen número de escaños en las 30 provincias con menor número de diputados, normalmente tres, que previsiblemente se repartirán PP y PSOE. Los votos a IU se perderán en la nada por mor de la Ley Electoral.

_______________________