Opinion · Asaltar los Suelos

No lo llames Catalunya Banc, llámalo estafa

La gestión de la crisis por parte del Gobierno nos tiene acostumbrados a titulares que dejan claro para quién trabajan las instituciones. Una de las últimas noticias que nos hace reflexionar sobre esto es la sentencia del juzgado de lo social número 8 de Barcelona, que obliga al Estado a indemnizar al expresidente y exconsejero de Catalunya Banc con 1,2 millones de euros (600.000 a cada uno) ya que sus despidos se consideran improcedentes.

En toda sociedad existe un pacto social en torno al cual se legisla. Es imposible que sobre esta legislación no surjan contradicciones: medidas legales pero injustas. El problema viene cuando lo que se pueden considerar hechos legales pero vacíos de legitimidad se convierten en el día a día. El caso de Catalunya Banc nos brinda varios ejemplos sobre al respecto.

Rescate de Catalunya Banc

Es la segundad entidad que más dinero ha recibido del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB): más de 12.000 millones de euros. El gobierno ya ha asumido que se perderá parte de este dinero público.

En su momento, su subasta se vio frustrada por no encontrar comprador. Sin embargo, la intención del Ministerio de Economía es privatizar la entidad antes del verano. Cabe recordar el camino que siguió NovaCaixaGalicia, rescatada por 9.000 millones de euros y vendida por 1.000 millones. Estas operaciones son legales.

Los recortes en el gasto público de educación, sanidad y dependencia en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del año 2012 se acercaban a los 12.000 millones de euros. Estos recortes también son legales.

Saneamiento de activos tóxicos

Para que se produjera el rescate bancario, una de las condiciones que puso la Unión Europea era que la banca nacionalizada estuviera saneada. Con este objetivo se creó la SAREB y Catalunya Banc le traspasó 6.708 millones de euros en activos tóxicos, entre ellos, viviendas desahuciadas o por desahuciar. Esta operación es legal.

La SAREB, fundada con casi un 50% de capital público, en lugar de crear un parque de alquiler público con los pisos que ha comprado a la banca rescatada, está vendiendo este parque a fondos de inversión extranjeros a precios muy bajos. Mientras, el Banco de España publicó una nota informativa, en la que se muestra que los desahucios siguen aumentando. Expoliar el patrimonio público a la vez que se desahucia es legal.

Indemnización a los gestores

Como comentábamos. Los dos principales dirigentes de Catalunya Banc serán indemnizados con 1,2 millones de euros. El Estado va a recurrir esta sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, pero si se ratifica, los directivos también tendrían derecho a sus fondos de pensión, que suman más de cinco millones de euros. Que te indemnicen por llevar un banco a la quiebra y lo tengamos que rescatar entre todos es legal.

Coca Cola Iberian Partners, la empresa embotelladora de Coca Cola resultante de la integración de las siete empresas embotelladoras en España, ha planteado un ERE a los sindicatos que afecta a cerca de 1.200 trabajadores y trabajadoras. Ante esto, la plantilla se ha puesto en huelga indefinida desde el 17 de febrero. Esta empresa tiene unos beneficios de 900 millones de euros al año. Despedir cuando tienes beneficios es legal.

Es imposible que no surjan debates en torno al eje legalidad-legitimidad. El problema surge cuando una parte significativa de las decisiones que se toman para gestionar la crisis está constantemente posicionándose del lado de los de arriba: rescate bancario frente a recortes, venta de viviendas a fondos de inversión frente a desahucios, indemnizaciones millonarias a directores de bancos nacionalizados frente a despidos de miles de trabajadores en empresas que dan beneficios, etc.

Toda esta serie de acontecimientos, más muchos otros que nos vamos encontrando día a día, no hacen más que cuestionar la legitimidad de las instituciones y de las actuaciones del partido de turno que las gestiona.

¿Cuando dicen que estamos saliendo de la crisis se refieren a esto?, ¿es esta la Marca España de la que tanto hablan? Más bien lo que parece es que la crisis económica es una gran estafa organizada que saca a relucir las miserias de nuestro sistema político.