Opinion · Asaltar los Suelos

¿Se puede salir de la crisis y seguir desahuciando?

En los últimos meses, en pleno proceso electoral, el Gobierno de España ha comenzado a insistir en un mensaje: estamos saliendo de la crisis. Aunque las consecuencias dela crisis son cada día más visibles, una de las iniciativas desarrolladas por el Gobierno para demostrar esta recuperación llama bastante la atención: hemos comenzado a devolver parte del rescate bancario antes del plazo acordado.

El rescate bancario aprobado por la Comisión Europea finalmente fue de 41.000 millones de €. La fecha pactada para comenzar a devolverlo era el año 2022. Sin embargo, el Gobierno se ha adelantado voluntariamente con una devolución parcial de 1.300 millones de €. Soraya Sáenz de Santamaría justificó este adelanto diciendo que la economía española “puede hacerlo” y que es una manera de “recuperar la confianza en nuestro país”.

Cabe recordar que estos bancos rescatados fueron nacionalizados debido al el agujero económico que les dejaron sus activos tóxicos.. Entre estos encontramos hipotecas imposibles de pagar, ya sea porque las personas que las adquirieron ya habían sido desahuciadas o porque su situación económica permite prever que no lo podrían hacer.

Hemos adelantado voluntariamente la devolución del rescate 8 años. ¿El Gobierno ha tomado esa decisión porque ya ha conseguido “rescatar” a la gente que los bancos están desahuciando? No.

El gobierno sacó adelante dos medidas con este objetivo: el código de buenas conductas y la moratoria de desahucios mediante el Real Decreto Ley 27/2012. Sin embargo, según el Banco de España, los desahucios en el primer semestre de 2013 han tenido una tendencia alcista con respecto al 2012. Incluso, según el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), las ejecuciones hipotecarias en el primer trimestre del 2014 aumentaron un 13,9 % con respecto al mismo periodo del año pasado.

Hay que tener en cuenta que ninguna de estas dos instituciones contabiliza los desahucios de vivienda social. No existen datos, pero parar estos desahucios se ha convertido en unas de las principales tareas de colectivos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o la Plataforma de Afectados por la Vivienda Pública y Social (PAVPS).

La principal conclusión que podemos sacar es que por un lado el Gobierno se esfuerza en mostrar a “los mercados” símbolos de recuperación de la economía, pero por el otro las consecuencias reales de la crisis económica sobre la población aumentan.

Lo que se nos anuncia no es ni una recuperación económica, ni una salida de la crisis. Es el relato de cómo las grandes élites comienzan a ver la luz al final de su túnel, gracias a los sacrificios impuestos a los de abajo. Dos realidades completamente diferenciadas pero complementarias.

Una realidad vuelve a blindar sus beneficios. La otra sigue siendo desahuciada. Los datos no perdonan: PAH Madrid y PAVPS se enfrentan esta semana a diez desahucios en sólo tres días, lo que se produce después de no haber podido parar uno de vivienda social el día 15 de junio, primer desahucio que se lleva a cabo en domingo.

¿No se podría utilizar estos 1.300 millones de € de “rescate” que tan caro nos está saliendo para evitar la privatización de derechos sociales básicos? Esto no es salir de la crisis. Es una estafa programada en la que se han sacrificado los derechos del 99% para que el 1% mantenga sus beneficios.

Adelantar el pago del rescate no es más que otra prueba de que si queremos una salida de la crisis justa, vamos a tener que cambiar muchas cosas, empezando por el actual Gobierno.