Asuntos & cuestiones

Volver

Ya estamos aquí amigos. Tras unas breves vacaciones vuelvo a ocupar mi espacio habitual. La crisis se ha venido arriba y con ella el paro, los precios, las hipotecas etc. Se han confirmado mis pronósticos. No puedo faltar ni un momento de mi sitio. Del mismo modo que Marilyn manifestaba que era complicado levantarse cada mañana con la certeza de que todo el planeta quería hacer el amor con ella, a mí me cuesta abandonar mi atalaya ante el temor de que la patria caiga en manos de sus enemigos naturales y zarpas rojas de sangre enganchen el timón de nuestro destino derivando el rumbo hacia Moscú, donde anidan las alimañas depredadoras que, envidiosas de nuestra superioridad espiritual y nuestra incorruptible hombría, pretenden minar las esencias ibéricas que nos dieron gloria y poderío, permitiendo extender nuestro idioma y nuestra religión a sangre y fuego por los confines do habitaban las fieras indígenas que no alcanzaban siquiera la condición de seres humanos. O sea, que no se os puede dejar solos. El curso viene animado. Los liberales están crecidos y sueltan perlas como: "Los servicios públicos son un monopolio", en vez de decir que son públicos, aunque suene redundante. Vamos, que quieren traspasarlos a los colegas, no para que se forren, sino para que con los beneficios que saquen, a costa del descenso de la calidad del servicio, se conviertan en fuente de riqueza que cree puestos de trabajo. El cuento de siempre. La sanidad ya está en marcha, la educación, ni te cuento, y la justicia también está medio privatizada…, no, no quería decir eso, quería decir ehhh, no sé, que está como escorada, no, eso no se debe decir…, pues no me sale el adjetivo, estoy desentrenado… y mientras, España se hunde. Despierta G.W. y levanta España.